La toma de Televisa Chapultepec planeada por organizaciones civiles para el 27 de julio será simbólica y pacífica, según acordaron las asambleas locales del movimiento #YoSoy132 del Distrito Federal y la zona metropolitana.

A puerta cerrada, unas 40 intervenciones de voceros de 78 asambleas que participaron en la discusión con respecto al cerco a Televisa en el Auditorio Barajas Celis de la Facultad de Ciencias de la UNAM, indicaron que ésta se hará de manera pacífica el día de la inauguración de los Juegos Olímpicos con diversas actividades culturales.

Cabe recordar que durante la Convención Nacional contra la Imposición, celebrada por más de 300 organizaciones, entre ellas #YoSoy132, en San Salvador Atenco, se decidió tomar las instalaciones de Televisa a nivel nacional el 27 de julio en protesta contra de la imposición del priísta Enrique Peña Nieto a la Presidencia.

Ante la ambigüedad con respecto a la forma de la toma, la asamblea local de #YoSoy132 de la Facultad de Ciencias convocó a una reunión urgente para los voceros de los grupos pertenecientes al Distrito Federal y zona metropolitana para definir si participarían en este acto.

Durante las discusiones, integrantes del movimiento estudiantil decidieron, en votación unánime, expulsar a los medios informativos debido a que, argumentaron, se trataba de una reunión extraordinaria y con un tema muy delicado a discutir. Natalia Sánchez, de la Comisión de Prensa, informó que las asambleas coin­cidieron en manifestarse frente a las instalaciones de Televisa Chapultepec sin incursionar en la propiedad privada a través de actividades creativas.

DENUNCIAN AGRESIONES

Integrantes del movimiento #YoSoy132 denunciaron violaciones a sus derechos y agresiones en su contra en Oaxaca y León, Guanajuato, durante la tercera Megamarcha en contra de la imposición celebrada este fin de semana.

Ante ello, el contingente demanda la liberación inmediata de sus compañeros en dichas entidades, así como el esclarecimiento de la situación física y jurídica de los detenidos.

ana.langner@eleconomista.mx