David Lozano Pérez, el presidente de la XX Legislatura de Baja California, de extracción priísta pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) la investigación e a los ex gobernadores de extracción panista Ernesto Ruffo Appel y Eugenio Elorduy por enriquecimiento ilícito.

El legislador insistió que los presuntos nexos de los ex mandatarios están claros e incluso manejó que se tienen pruebas en contra de Ruffo, quien durante su campaña recibió 500,000 dólares procedentes del narcotráfico, particularmente de la banda de los hermanos Arellano Félix.

Durante el gobierno de Ruffo Appel se supo de que el cartel de los Arellano le dieron miles de dólares para su campaña y que jamás de investigó el caso.

A Elorduy se pide que sea investigado por el asesinato de integrantes de su escolta presuntamente ligado con el crimen organizado.

Con información de Radio Fórmula.

MIF