La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que el eslabón más débil del país es el sistema de justicia, y puso como ejemplo la decisión de una juez de liberar a Óscar Andrés Flores, el Lunares, jefe de la Unión Tepito.

Al participar en la reunión de Órganos Consolidadores del Sistema de Justicia Penal, Sánchez Cordero calificó como una “tontería” que la juez federal, Beatriz Moguel Ancheyta, haya ordenado la liberación del Lunares, aunque admitió que el Informe Policial Homologado del presunto delincuente sí contenía inconsistencias sobre su detención, como lo argumentó la juez.

“Alguna tontería de esta naturaleza, y digo tontería, porque obviamente un juez con un poquito más de sensibilidad social de lo que estos criminales hacen,  no lo hubiera dejado salir, pero el informe estuvo mal”, afirmó.

Ante representantes de los órganos estatales encargados de consolidar el sistema de justicia penal, la secretaria de Gobernación consideró que algunas de las sentencias absolutorias que se han visto resultan increíbles.

“Tenemos que avanzar, tenemos que transformar esto (el sistema de justicia), dado que no responde a las necesidades del país”, sostuvo Sánchez Cordero.

Planteó que no se debe sobresaturar a fiscales y Ministerios Públicos, a efecto de que hagan un trabajo efectivo y se enfoquen a investigar delitos como el feminicidio, violencia contra niños, secuestros y, en general, delitos de alto impacto.

“Me pueden decir (que el sistema de justicia no requiere ajustes), pero la realidad es otra: la realidad es que la gente no tiene acceso a la justicia y no tiene un verdadero sistema de justicia que responda a la realidad que vivimos y que es una realidad muy complicada y compleja”, planteó.

[email protected]