El presidente Enrique Peña Nieto habrá de devengar en el 2017 una percepción bruta anual por 4 millones 314,698 pesos.

Tras la retención correspondiente de 1 millón 311,727 pesos por concepto de pago de 35% del Impuesto Sobre la Renta (ISR), ascenderá a 3 millones 2,971 pesos su remuneración total anual neta.

Las percepciones ordinarias del mandatario mexicano sumarán al año 3 millones 460,475 pesos, cuya cifra incluirá 2 millones 502,851 pesos por concepto de sueldos y salarios y por prestaciones 957,624 pesos.

Desempeñar el cargo de presidente de la República le permitirá tener derecho a una percepción extraordinaria anual de 854,223 pesos, misma que corresponde a la potenciación del seguro de vida institucional y al pago extraordinario por riesgo que equivale a 30% de la percepción ordinaria mensual.

De acuerdo con el decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal del 2017, el presidente Peña Nieto determinó no hacer uso de la prestación por seguro colectivo de retiro que le corresponde en función de su investidura.

Su sueldo base anual ascenderá a 489,192 pesos, más una compensación garantizada por 2 millones 13,659 pesos.

Las prestaciones del titular del Ejecutivo federal se integrarán por los siguientes conceptos: 379,220 pesos de seguro de separación individualizado; una gratificación de fin de año por 343,583 pesos y un aguinaldo de 81,858 pesos; aportaciones a seguridad social por 58,285 pesos; 17,091 pesos de ahorro solidario con base en el artículo 100 de la Ley del ISSSTE y 13,589 pesos de prima vacacional.

Así como 29,283 pesos por seguro de vida institucional, 27,935 pesos de seguro de gastos médicos mayores y 6,780 pesos de ayuda para despensa.

Al formar parte del personal de mando de la administración pública federal, su percepción ordinaria neta mensual será de 201,239 pesos.

Ubicados en esa misma categoría, cada uno de los 18 secretarios de Estado que integran el gabinete legal devengará al mes 193,354 pesos y 192,886 pesos cada subsecretario.

Los oficiales mayores gozarán de 183,694 pesos mensuales; de 189,330 pesos los jefes de unidad; los directores generales de 182,605 pesos y de 148,113 pesos los directores generales adjuntos.

Quienes se desempeñen como directores tendrán un salario de 119,345 pesos al mes, de 52,524 pesos los subdirectores, los jefes de departamento de 34,506 pesos, de 23,233 pesos el personal de enlace y el personal operativo de 17,224 pesos.

Dentro del personal de categorías, el que se desempeñe en las fuerzas armadas cobrará el mayor salario, que ascenderá a 197,875 pesos al mes.

rramos@eleconomista.mx