No habrá un nuevo relleno sanitario para solucionar el problema de la basura en el Valle de México, informó el secretario de Medio Ambiente del Estado de México, Carlos Cadena Ortiz de Montellano.

El funcionario estatal aclaró que el convenio que se firmará entre el Estado de México y el Distrito Federal no contempla la visión de procesar la basura para la generación de energía y biogás a través de los desechos.

Informó que el proyecto contempla la creación de plantas procesadoras tanto de residuos orgánicos como inorgánicos, porque los rellenos sanitarios no son la solución definitiva, ambiental ni económica, porque estos sitios en poco tiempo serán indicadores de subdesarrollo.

Dijo que el convenio con el Distrito Federal estará firmado a más tardar en tres semanas, en este momento estamos en la discusión de si hacemos cuatro grandes, 20 medianas o 40 pequeñas, dependiendo de la logística que se planteamos de residuos en el estado .

Además, el convenio establecerá los lugares de recepción de desechos y las inversiones que cada entidad hará y el manejo que estará a cargo de cada una de las partes, que será definida por un estudio ya en marcha sobre el equipo y logística que actualmente se tiene y que se prevé adquirir.

Ortiz de Montellano destacó que estas plantas serán estatales y municipales, pero no se descarta la participación de la iniciativa privada, tanto para su construcción como para su operación, lo que buscamos es contar con la capacidad de procesamiento .

Indicó que el convenio estará firmado a mas tardar en tres semanas y en cuestión de meses deberán iniciar la operación con plantas procesadoras.

Por último, refirió que el estado seguirá recibiendo la basura de la Ciudad de México en los depósitos de Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca, Tecámac y Xonacatlán.