(El presidente Enrique) Peña Nieto propone la privatización y desnacionalización del petróleo para que las empresas transnacionales extranjeras saquen la renta nacional . La expresión es de Manuel Bartlett Díaz, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (PT). Tajante, asegura que los promotores de la reforma energética de México mienten .

Su expresión es apenas un punto de vista respecto a las discusiones que se realizarán en el periodo ordinario de sesiones que comenzó el viernes en el Congreso de la Unión, pero ejemplifica la intensidad con que se llevará a cabo el debate.

Para Bartlett Díaz, el petróleo debe de ser la palanca de desarrollo para México, con una industria nacional permita exportar menos crudo y desarrollar toda la parte de petroquímica del país.

A David Penchyna Grub, senador por el PRI y presidente de la Comisión de Energía, no le sorprenden las declaraciones de Bartlett. Creo que si registras en tu hemeroteca todo lo que ha dicho el senador Bartlett es lo mismo , aseguró.

Hasta el momento, aseguró, no hay un propuesta concreta de los elementos de la reforma energética y no encuentro ninguna propuesta en las declaraciones de Bartlett .

CAMINO A LA REFORMA

La construcción de un nuevo modelo de sector energético es uno de los acuerdos del Pacto por México, firmado por las principales fuerzas políticas del país tras la toma de posesión de Enrique Peña Nieto en la Presidencia. La Secretaría de Hacienda ha insistido en que presentará su propuesta de reforma en la LXII Legislatura.

Coincidencias existen. Grub, sin dar detalles concretos de lo que incluirá la iniciativa, afirmó que el objetivo de la reforma en su conjunto, no sólo del petróleo, guarda un concepto fundamental que es el de la productividad.

Entendiendo por productividad el que tengamos acceso a energías baratas, suficientes, oportunas, es decir que vayan a los lugares que se necesita para, no sólo el consumo doméstico sino para el consumo industrial, para poderlo hacer una palanca de desarrollo para el empleo , dijo.

Salvador Vega Casillas, secretario de la Comisión de Energía del Senado, coincide en los objetivos que deberá cumplir la reforma: Debe ir por que sea Pemex más eficiente, más rentable, que permita convertirse en una empresa que obtenga beneficios y que pueda, por supuesto, trabajar y destinarle mayores recursos a la inversión. Queremos tener esquemas novedosos de asociación que pongan a Pemex como una empresa verdaderamente eficiente .

Pero las diferencias se acentúan con los tiempos y prioridades que otorgan los actores a las reformas estructurales. No se puede entender una reforma energética sin tener en el mismo momento y en el mismo tiempo una reforma fiscal en cuenta , aseguró el senador por el PRD Armando Ríos Piter, secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

Y el agua y el aceite se evidencian cuando se indagan motivos ideológicos a la reforma. Si el propósito de Peña Nieto y sus compañero de gabinete y de partidos, si logran su resultado, lo que nos va a ocurrir es que vamos a perder la posibilidad histórica de tener en el petróleo, en la energía, una palanca para el desarrollo de este país , dijo Bartlett.

La discusión está por comenzar formalmente en la arena legislativa y será una prueba fuerte para el Pacto de México, que promete impulsar una reforma energética que convierta a ese sector en uno de los más poderosos motores del crecimiento económico a través de la atracción de inversión, el desarrollo tecnológico y la formación de cadenas de valor .

[email protected]

RDS