La presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales, descartó presentar su renuncia tras el reclamo de la corriente Nueva Izquierda por cancelar la elección interna en el Estado de México, y hacerlo por medio de una encuesta.

Si alguien tiene elementos para plantear sanción con base en el estatuto, y lo que reiteraría es que estaré frente al partido mientras le sea útil, si consideran que nuestra presencia no es de utilidad para el partido, jamás lo voy a meter en un desgaste o en una polémica que le genere alguna afectación, voy a trabajar y contribuir , dijo en conferencia de prensa al presentar a la candidata del PRD a la gubernatura de Coahuila, Mary Telma Guajardo.

Indicó que aún hay tiempo para designar a su abanderado en el Estado de México con una encuesta que revele cuál es el mejor posicionado, y si hay inconformes, permitirá que impugnen el proceso antes de concluir el registro en el Instituto Electoral local.

Ésa es la propuesta que yo hice, es la decisión que se tomó por el Comité Ejecutivo y, reitero, en aras de la unidad nosotros respetamos, si algún compañero piensa que no es la vía, están en todo su derecho de reclamar , señaló la dirigente nacional.

Exigen destituir a Barbosa

Por otro lado, la corriente Galileos del PRD pidió remover al senador perredista Miguel Barbosa, ya que senadores que han mostrado su apoyo a Morena se quedan militando porque no quieren perder un solo privilegio y subvenciones económicas .

La renuncia de senadores al PRD que deciden permanecer en el grupo parlamentario no es la excepción sino la regla, y sería muy ingenuo no ver la anuencia y hasta aliento del coordinador para que eso suceda. Por qué los legisladores deciden afiliarse a Morena, la única respuesta posible son las ventajas económicas del partido, pero se niegan a perder uno solo de los privilegios que éste les da , señaló Fernando Belaunzarán, integrante del grupo perredista.

salvador.corona@eleconomista.mx