Sin importar los resultados de las elecciones, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, aseguró que seguirá impulsando la independencia del país a través de un trabajo bien hecho, siendo ejemplo para los demás y rectificando errores.

“No estoy satisfecho con que México no se libere, por lo que impulsaré que sea independientemente y lo voy a hacer toda mi vida, tengo una promesa que cumplir. Buscaré recobrar la confianza de quienes se enojaron porque pedí permiso (para las elecciones)”, dijo el candidato independiente por la Presidencia de México.

Después de emitir su voto en García, Nuevo León, el candidato confesó sentirse satisfecho y en paz con el trabajo realizado, y que de no ganar, seguirá su trabajo como gobernador que retomará a partir del lunes 2 julio. “Si la gente no me da su confianza no tengo porque angustiarme, hice lo que pude. Hice una campaña diferente a todos y mis hijos, esposa y familia pueden estar orgullosos de mí”.

Agradeció las muestras de apoyo en los últimos días, especialmente a través de WhatsApp lo que le da mayor confianza de tener un resultado favorable en las elecciones, aunque deberá esperar los resultados finales. “Me dio gusto influir en los jóvenes. Creo que ahí tengo mayor posibilidad porque ellos quieren un cambio”.

Sobre su participación como candidato a la Presidencia, aseguró que la principal motivación fue el interés de que a Nuevo León le vaya mejor, porque lo que importa es la gente. “Si no gano, no lo hice y ya, volveré a ser gobernador. No les hice ningún daño y estas elecciones tampoco son para evaluarme como gobernador”, dijo.

Dijo que muchos querían que siguiera trabajando en Nuevo León, pero como siempre ha querido un estado independiente, eso puede hacerse con estas acciones y “hoy más que nunca se tiene una posibilidad”.

Otra de las satisfacciones que tuvo es que hizo campañas austeras porque no quería gastar el dinero de la población, ya que “el pueblo es quien paga las campañas y no quiero ser parte de un partido porque ellos se gastan el dinero de todos”.

Segunda vuelta

El candidato lamentó que en México no exista el voto obligatorio o una segunda vuelta, pero espera que con estas elecciones se genere una reflexión porque esto hará que los ciudadanos vayan a votar.

En este sentido, señaló que la participación es muy poca e invitó a la población a cumplir con su obligación de votar, todo de una forma tranquila, en orden y que los resultados sean aceptados por todos sin generar conflictos.

“No hay parte emocionada en México y es muy poca participación. Tal vez sea el fútbol, igual yo vine después del partido”.

Dijo que el Instituto Nacional Electoral, no realizó capacitaciones correctas a los funcionarios, ya que muchos no llegaron o abrieron tarde.

Por la mañana, El Bronco ofreció un desayuno a periodistas y colegas para posteriormente ir a las elecciones, pero ante el retraso de la apertura de las casillas y aprovechando que terminaba el partido, el candidato emitió su voto pasando el medio día.

Los resultados los esperará en su casa en compañía de su familia y al calor de una carne asada.