El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida, aseguró que “acepta en sus términos” la recomendación emitida por el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos ( CNDH), Luis Raúl González Pérez, referente a la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, y servirá de indicador para encaminar una investigación “que haga justicia auténtica”.

Al encabezar la presentación de la Aplicación Móvil para Consultar el Diario Oficial de la Federación en las instalaciones de la Segob, Navarrete Prida informó que en 5 años el gobierno federal cumplió con 45 recomendaciones formuladas por la CNDH y enfatizó que en 2018 se cumplieron con 37 “espero que en las horas que queda se pueda dar cumplimiento a unas más”, señaló el funcionario.

“En consecuencia la recomendación que emite la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se acepta y se asume, y sirve como indicador para saber hacia dónde se tiene que profundizar en una investigación que es Ayotzinapa”.

El secretario puntualizó que para que la Comisión emitiera la recomendación se llevó acabo el estudio de cientos de tomos para llegar a la conclusión de que por lo menos 19 cuerpos de los 43 jóvenes normalistas fueron incinerados en el basurero de Cocula, agregó la evidencia sobre la existencia de otros restos óseos que hasta el momento no han pasado por el examen pericial para determinar si pertenecen a los normalistas u otras personas "donde ese basurero se usaba para incinerar cadáveres".

“Se asume en esos mismos términos sobre este muy lamentable suceso y toca al análisis acucioso de lo que este documento tiene , consiga y constata, el que podamos los mexicanos alumbrar a una verdad que haga justicia, la real, la auténtica que demandan los mexicanos y que están todos los gobiernos obligados a cumplir y todos los mexicanos comprometidos en hacer valer” concluyó.

La recomendación No.15VG/2018 emitida este miércoles por la CNDH acusa la cooperación de autoridades municipales y el involucramiento de elementos de la Policía Federal y de otras corporaciones policiales en los actos de desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, ocurrida el 26 de septiembre de 2014, en Iguala Guerrero.