El secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval González, dio a conocer que a las 02:42 de la madrugada de este jueves, se detectó vía área un convoy de vehículos, pipas y personas en la comunidad de Ventoquipa, Hidalgo, que trataron de picar el ducto Tuxpan-Azcapotzalco que surte de gasolina de la Ciudad de México. Sin embargo, se desplegó un operativo que impidió a estas personas cumplir su propósito.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, en compañía del presidente Andrés Manuel López Obrador, el General Secretario informó que los 11 oleoductos del país ya están vigilados por parte de 8,000 elementos desplegados. Reveló que “a las 2:42 de la mañana (de hoy jueves 17 de enero) fueron localizados con nuestro avión King Air, que se mantiene en vuelo durante la noche, y a 4,000 metros de altura se toma esta evidencia.

“El avión pasa la información a nuestro centro coordinador, al helicóptero que tenemos también en esa área. Y aquí inicialmente el piloto informa de aproximadamente 20 vehículos, en los que se ubican también pipas. Al pasar la información da la orden para que se desplegara el personal con el helicóptero.

“Aquí ya es el momento en que se está arribando al mismo punto, este punto está localizado a 10 kilómetros al sureste de Tulancingo, en una población muy cercana a la población de nombre Ventoquipa.

“Entonces, a la hora de arribar aquí el helicóptero, cuando escuchan el ruido, aquí se ve la gente, las personas que van corriendo con las mangueras a esconderse; los vehículos que van saliendo y las personas corriendo.

“Se movilizó también al personal por tierra. Se ubicó que inicialmente se fueron a esta área de bodegas o caserío; llega nuestro personal por tierra, porque estaban siendo observados por el helicóptero y por el avión, y vuelven a salir huyendo las personas.

“Esta acción que se hizo de esta manera muy rápida es el resultado de mantener la vigilancia las 24 horas por tierra y por aire, y con fuerzas de reacción helitransportadas. Nos permite evitar que se dé este tipo de actividades.

“No lograron su objetivo de poder picar el tubo, parar, es el que viene de Tuxpan a Azcapotzalco, que es la primera prioridad que estableció el señor presidente para poder atender lo que es la Ciudad de México”, explicó el General Luis Crescencio Sandoval.

“Es uno de los resultados que hemos tenido para poder garantizar, a través del personal de Ejército, Armada y Policía Federal, la posibilidad de que siga en funcionamiento este tubo”, indicó.

Finalmente, informó que la Sedena trabaja con la PGR para, posiblemente, hacer cateos en el lugar.

“Ya estamos en coordinación con PGR para, si hay necesidad de hacer en esta parte de los caseríos algunos cateos, para buscar lo que estaban empleando ahí o lo que iban a emplear para desarrollar la toma clandestina”, dijo Crescencio Sandoval.

[email protected]