Con la próxima Presidencia de Donald Trump en Estados Unidos se materializa el peor escenario para México en el proceso electoral de esa nación, lo que plantea un reto inédito y obliga a replantear la estrategia de nuestro país en la relación bilateral, coincidieron diplomáticos mexicanos.

En términos de diplomacia, nos obliga a replantear el qué hacer y cómo hacerlo , dijo Miguel Basáñez, académico y exembajador de México en Estados Unidos, al participar en una mesa televisiva moderada por Joaquín López-Dóriga, anoche.

Con él coincidió el también exembajador en el vecino país del 2001 al 2004, Juan José Bremer, quien afirmó que la victoria de Trump es una sacudida para todo el mundo y el mayor desafío para México .

El tamaño de presión que esto introduce en la relación bilateral es gigantesco e inédito , indicó por su parte Eduardo Medina Mora, otro exembajador y actual ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sin embargo, en este contexto México se encuentra mejor armado que nunca para enfrentar los desafíos que representará tratar con un presidente que cuando candidato fue abiertamente hostil hacia nuestro país, dijo Carlos de Icaza González, quien también encabezó la diplomacia mexicana en Washington.

Tenemos una estrategia integral, sabemos a dónde queremos ir y la causa de México la tenemos que llevar adelante con unidad. La diplomacia mexicana está preparada para enfrentar este reto , dijo quien actualmente se desempeña como subsecretario de Relaciones Exteriores.

Para Miguel Basáñez, la victoria de Trump representa el fin del liderazgo de Estados Unidos en el mundo , lo cual tendrá consecuencias serias para México, pues estamos a merced del reacomodo de las fuerzas geopolíticas.

Rusia tratará de sacar provecho de este presidente desconocedor de la política de las relaciones internacionales (Trump) y en ese intento empujará a China al centro del escenario mundial (...), precipitaría este cambio de liderazgo y ello tendrá fuertes implicaciones para México , afirmó.

Cónsules se reunieron en Washington

Encerrona en residencia de Los Pinos

El presidente Enrique Peña Nieto y la secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), Claudia Ruz Massieu, por más de tres horas se reunieron en la Residencia Oficial de los Pinos para discutir los resultados electorales de Estados Unidos que perfilaban como virtual ganador al Republicano Donald Trump.

A lo largo del martes, Ruiz Massieu siguió el proceso electoral en Estados Unidos con la instalación de un cuarto de monitoreo en la cancillería en coordinación con la Embajada Mexicana en Washington DC en el cual rindieron pasarela los 50 cónsules para reportar el clima e información electoral.

La acompañó el subsecretario de Relaciones Exteriores, Carlos de Icaza; el subsecretario para América del Norte, Paulo Carreño; la jefa de la Oficina de la cancillería, Ana Paola Barbosa Fernández, y el vocero de la cancillería, Rafael Lugo Sánchez.

Al filo de las 10 de la noche, la encargada de la diplomacia mexicana salió de las instalaciones de la SRE rumbo a la Residencia Oficial de los Pinos. Un mensaje a medios para informar sobre el proceder del gobierno mexicano ante el relevo presidencial del principal socio comercial de México se postergó más allá de la media noche.

La cancillería informó que emitirá un pronunciamiento hoy después del anuncio previsto a las 7 de la mañana del Banco de México y la Secretaría de Hacienda en Palacio Nacional, sobre la estrategia económica en México tras las elecciones en Estados Unidos.

[email protected]