La posición del gobierno federal es de respeto ante el plan de seguridad presentado este miércoles por el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, expresó el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

“Nosotros como gobierno vemos con absoluto respeto las propuestas que emanen del próximo gobierno que tomará las riendas del país a partir del 1 de diciembre, y trataremos de ayudar en todo lo posible a que asuman esta responsabilidad en las mejores condiciones”.

Sobre las reformas constitucionales contempladas en dicho plan de seguridad, afirmó que le corresponderá al Congreso analizarlas, así como establecer las bases sobre las cuales desarrollar planes de acción desde el plano legal.

“Es una convicción del gobierno del presidente (Enrique Peña Nieto) que apoyemos todos los esfuerzos que hace el próximo gobierno de México para establecer condiciones de seguridad y armonía”, reiteró.

CCE lo ve con buenos ojos

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, aplaudió a las medidas de seguridad planteadas en el plan del futuro gobierno de López Obrador.

“Es acertado verificar la coordinación entre las policías”, añadió.

Indicó que la inseguridad sigue siendo el problema más importante por resolver en el país, por lo que dio su respaldo a que el próximo gobierno esté atendiendo el tema.

El dirigente empresarial saludó la creación de la Guardia Nacional, pues dijo que esta cumple con satisfacer la necesidad de su presencia en cada región, y que además pueda reforzarse con las fuerzas locales.

Afirmó, sin embargo que serán sus resultados “los que dirán si mejoran las condiciones de seguridad”.

El presidente del CCE agregó que desde la Iniciativa Privada darán seguimiento puntual a los indicadores relacionados con la seguridad, y dijo esperar que éstos presenten una mejoría desde el primer trimestre del 2019.