La Secretaría de Educación Pública (SEP) ya prepara un regreso seguro a las aulas “seguro y prudente, sin titubeos ni riesgos ante un virus impredecible”, afirmó el titular de esa dependencia, Esteban Moctezuma Barragán.

Al dar a conocer los resultados de evaluación de la Encuesta sobre Aprende en Casa II, Moctezuma Barragán dijo que “ahora se trabaja por un nuevo logro: se prepara un regreso a las aulas, seguro y prudente, sin titubeos ni riesgos, que brinde certeza en lugar de incertidumbre e inestabilidad, como ha ocurrido en otros países, ante un virus impredecible”.

Apuntó que gracias a las decisiones educativas en la Nueva Escuela Mexicana se respondió con rapidez a la emergencia sanitaria de Covid-19, “salvando de la parálisis al Sistema Educativo Nacional, lo que dio a México el reconocimiento de organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”.

Indicó que al cumplirse la mitad del ciclo escolar vigente 2020-2021, participaron de manera virtual casi 300,000 docentes de Educación Básica de todo el país, entre ellos directores, supervisores y asesores técnicos pedagógicos, lo que representó 25% del padrón total de 1.2 millones.

El subsecretario de Educación Básica, Marcos Bucio Mújica, explicó que el programa Aprende en Casa II, inédito en su tipo hasta la llegada de la pandemia, requiere de una retroalimentación sistemática a partir del desempeño de los estudiantes, a fin de modificar y fortalecer las condiciones del proceso de enseñanza-aprendizaje, así como el uso adecuado y eficiente de la tecnología en la educación pública.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta sobre Aprende en Casa II, el 94% de las maestras y maestros estimaron que es “positivo e incuestionable” que la SEP haya iniciado el ciclo escolar 2020-2021 con el sistema de educación a distancia Aprende en Casa II y más del 90% calificó de “correcta la decisión” de difundir las clases por la televisión, mientras que el 70% prefirió a la radio, específicamente en contextos más alejados.

Asimismo, a los teléfonos celulares se les ve con posibilidades de servir a la educación a distancia, siempre y cuando se piense en estrategias enfocadas a las características de estos dispositivos.

Los docentes encuestados señalaron que Aprende en Casa II tiene una gran aceptación y es un programa muy bien calificado como apoyo didáctico fuera de las aulas, en el que más del 80 por ciento de sus alumnos atienden sus clases virtuales tres veces, o más, por la semana.

En tanto que 88% de maestras y maestros aprobaron los programas educativos de televisión y radio con una calificación superior al 8. El 80% destacó la participación de los docentes en las emisiones de radio y televisión.

El 29% de los encuestados sugirió “no cambiar nada a las emisiones”, excepto adecuar algunos horarios, ya que la didáctica y los temas fueron correctos, además de que se pueden generar actividades más retadoras para el educando, precisaron.

La mitad de los docentes consideró que, la estrategia mantuvo el avance de los aprendizajes, en esta segunda parte de Aprende en Casa.

Los docentes también asumieron que la contingencia generó un amplio compromiso de las familias con el aprendizaje de sus hijos, en donde son las madres de familia quienes más los acompañan, según se reveló por más del 80% de los consultados.

Además, el Consejo Técnico Escolar (CTE) fue bien calificado por el 65% de los docentes, quienes destacaron su función y las guías que se emitieron para acompañarlos en el proceso de aprendizaje.

“De esta manera, Aprende en Casa II se consolidó como la estrategia principal para dar continuidad a la educación en casos de emergencia que, aunado a las estrategias locales de docentes, ofrece posibilidades para brindar este servicio educativo en sus modalidades a distancia y de manera híbrida”, dijo el funcionario.

Finalmente, Bucio Mújica explicó que dicha encuesta se realizó por el Consejo Técnico Escolar (CTE) de la SEP, como parte del Programa Escolar de Mejora Continua (PEMC), en respuesta a los acuerdos emanados del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU).

jorge.monroy@eleconomista.mx