Desde el punto de vista del dirigente panista en el Distrito Federal, Mauricio Tabe, la Reforma Política venidera se trata de una reforma centralista y burocratizadora pues aún y cuando se transforma a las delegaciones en alcaldías, éstas se mantienen en un estado de subordinación ante el gobierno de la ciudad.

En lugar de respirar los aires de centralismo que buscan acabar con los gobiernos locales, pensemos que ante la debilidad estructural que tienen las delegaciones, debemos fortalecer sus capacidades .

Consideró que sería muy grave un dictamen en estas condiciones, ya que significaría un retroceso para la ciudad y la imposición de un régimen centralista que se viene planteando desde el gobierno federal.

Dijo que la ciudad más que una Constitución requiere que se fortalezca a los gobiernos locales con mayor autonomía presupuestal, por lo que rechazó que existan avances importantes con este dictamen que será votado en el Pleno del Senado.

Estamos viendo un dictamen que lejos de democratizar la ciudad está buscando burocratizarla, tiene un acento y un tufo centralista .

Se impone una camisa de fuerza en el artículo 122 constitucional al Constituyente al cerrar la posibilidad para que sea este órgano quien discuta una nueva forma de gobierno para las delegaciones, vamos a un show para crear una Constitución local, donde le ponen una camisa de fuerza al Constituyente con pocas transformaciones para las delegaciones .

Explicó que para el Partido Acción Nacional en la ciudad los cuatro puntos importantes de la Reforma Política son el cambio de fondo de las delegaciones para convertirse en alcaldías con autonomía presupuestal; democratización de la Asamblea Legislativa, donde se privilegie el consenso