El presidente de la Mesa directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra descartó que la reforma educativa, avalada esta madrugada, tenga algún destinatario específico y consideró que si lo tuviera estaría destinada al fracaso.

"Nos atrevimos como institución a tocar uno de los puntales que la sociedad mexicana nos estaba exigiendo que revisáramos", añadió del diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En entrevista, abundó que en el actual periodo ordinario de sesiones han tocado dos instituciones fundamentales para el país, por un lado la Ley Federal del Trabajo (LFT), y el Artículo 3 de la Constitución, al que luego tendrán que venir una serie de reformas reglamentarias.

Vamos a esperar, dijo, que la colegisladora la apruebe y posteriormente la mitad más uno de las legislaturas locales, porque va al periplo del 135 de la Constitución.

El legislador priísta estableció que la Cámara de Diputados sólo se puede intimidar por la responsabilidad y conciencia de sus propios integrantes.

Por separado, el coordinador del PRI en San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones Rivera afirmó que " quienes se oponen a la reforma educativa buscan salvaguardar sus derechos particulares, pero no se oponen a la mejora de la calidad educativa".

Señaló que la reforma aprobada por los diputados no puede calificarse como un perjuicio a los derechos de los trabajadores, como ha señalado la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo.

El diputado declaró que la reforma educativa " es apenas el principio y nadie puede sacar conjeturas anticipadas de lo que sucederá" pues deberán seguir reformas complementarias a la Ley General de Educación.

Subrayó que el propósito principal de las modificaciones a la Constitución aprobadas es mejorar la calidad de la educación en México, y para ello se necesitan "voluntad política, objetivos claros y metas precisas, y éstas las tiene el Congreso".

"Las reformas constitucionales solamente las aprueban el congreso general, lo que es Cámara de Diputados y después la Cámara de Senadores; y luego el Congreso Constituyente. Aquí participan todos, pero siempre gana la mayoría", recalcó.

mac