Washington.- El candidato a la Presidencia de México por el Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri, negó tener vínculos con la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo.

Yo no recibo instrucciones de nadie ni me debo a nadie, todo mundo me conoce, tengo una trayectoria profesional ampliamente conocida por mucha gente y jamás me he sometido a nadie", respondió Quadri en entrevista con el periodista de Univisión, Jorge Ramos.

Quadri dijo que "la maestra Elba Esther Gordillo nada tiene qué ver con mi campaña, ni siquiera es parte del partido, no forma parte del partido .

Yo estoy aquí para promover una visión de un México desarrollado, moderno, con una visión liberal y para promover que México se eleve y mejore", externó el candidato presidencial.

Ramos había preguntado al aspirante en su programa Al Punto, de Univisión: "¿cómo hace para distanciarse de esta percepción de muchos mexicanos de que usted es el candidato de Elba Esther Gordillo?".

Te lo reitero y lo subrayo: yo no recibo instrucciones absolutamente de nadie", manifestó Quadri.

El aspirante indicó por otra parte que "sería un demagogo si dijera que el problema de la inseguridad en México se va a resolver a corto plazo". Esto va a llevar años", agregó.

"La fórmula es construir a la policía federal, construir policías competentes con mando único, desaparecer a las policías municipales y llevar hasta sus últimas consecuencias las reformas al sistema de justicia penal y construir una nueva cultura de legalidad ciudadana", explicó.

Quadri aseguró que el consumo de mariguana "es un asunto de salud pública" y propuso reducirlo como se ha disminuido el tabaquismo en la mayoría de los países latinoamericanos, "mediante políticas antitabaco y de prevención al tabaquismo".

Propuso regular y fiscalizar la mariguana y evitar que la renta de la mariguana vaya a dar a los delincuentes y que mejor vaya a manos del Estado, para que esto permita financiar las políticas de salud pública de prevención de las adicciones", propuso.

El aspirante del Panal descartó que el hecho de que vaya abajo en las encuestas no significa que su elección está perdida.

Detalló que en tres semanas de campaña ha elevado las encuestas de cero a 2.0 por ciento de la intención del voto y todavía quedan dos meses antes de las elecciones del 1 de julio.

Quadri dijo confiar en que tendrá votos de electores, sobre todo jóvenes, que no desean sufragar por otros candidatos.

klm