El secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, coordinó durante tres días continuos los trabajos de Pemex, el Ejército y la Marina en el rescate, tanto de los atrapados, como de los cuerpos de los 35 fallecidos en la explosión del edificio B2.

Una vez que concluya el rescate de los cuerpos de los trabajadores que se encuentran en calidad de desaparecidos, el titular de Gobernación y el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, deberán ordenar el inicio de las averiguaciones previas para determinar las causas de la explosión, a la que el viernes el titular de Pemex, Emilio Lozoya Austin, consideró como un posible accidente.

Durante ese proceso, será Pemex el que dé a conocer los posibles beneficios que entregaría a los familiares de los fallecidos y trabajadores lesionados. La noche del jueves, el presidente Enrique Peña Nieto dio el mando de la coordinación de los trabajos al titular de la Segob, quien coordinó los trabajos con Protección Civil, el Ejército, la Marina y el personal de Pemex.

El viernes, mientras en el edificio B2 continuaban los trabajos de rescate de los cuerpos y remoción de escombros, el Presidente visitó los hospitales. Durante todo el día y la noche del sábado continuaron los esfuerzos para el rescate de más posibles víctimas.

Este domingo, los trabajos para localizar a tres desaparecidos en el complejo de Pemex continuaron y las labores fueron coordinadas por Jesús Murillo y el titular de Pemex, Emilio Lozoya.

jorge.monroy@eleconomista.com.mx