Fuerzas de seguridad pública aseguraron pacíficamente las instalaciones de la mina de Cananea, informó la Secretaría de Gobernación (Segob).

En un comunicado, la dependencia señaló que el operativo tuvo saldo blanco y se fundamentó en indagatorias iniciadas por el Ministerio Público Federal y Estatal.

En un operativo que inició a las 16:00 horas de ayer, policías federales y de Sonora despejaron y aseguraron los accesos a las instalaciones de la mina de Cananea, a fin de posibilitar la realización de diligencias ministeriales que forman parte de diversas averiguaciones previas , precisó.

La acción policial comenzó con el ingreso pacífico, y sin resistencia ni incidentes, de elementos federales a las instalaciones de la mina y respondió a solicitudes formuladas por la autoridad ministerial en el marco de indagaciones iniciadas con motivo de la probable comisión de diversos actos ilícitos.

El operativo se llevó a cabo con estricto apego a la ley y con pleno respeto a los derechos fundamentales de los ex trabajadores mineros que se encontraban en las afueras del lugar.

Concluido el operativo se registró un incendio, provocado por gasolina en recipientes de vidrio, en un edificio de almacén que se encuentra abandonado afuera de la mina, el cual fue controlado sin provocar daños a persona alguna, ni afectaciones mayores.

La dependencia federal agregó que se hacen las investigaciones necesarias para deslindar responsabilidades por esos hechos.

Se señaló que tras un largo proceso jurídico, en el que intervinieron diversas instancias del Poder Judicial de la Federación, quedó resuelta legalmente la terminación de las relaciones individuales, colectivas y el contrato colectivo de trabajo entre el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana y la empresa Mexicana de Cananea.

De esta manera queda confirmada esa decisión mediante una resolución de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, misma que desde el pasado 4 de junio dejó también sin efecto la huelga que sostenía el sindicato minero.

Es responsabilidad permanente de los gobiernos federal y estatal garantizar la seguridad y la integridad de los ciudadanos de Cananea, así como salvaguardar el orden público, hacer prevalecer el Estado de derecho y dar cabal cumplimiento de las resoluciones judiciales , expuso la Segob.

Asimismo, el gobierno de la República reitera su compromiso con el orden, la legalidad y la convivencia pacífica en el estado de Sonora y en todo el país.

Seguirá impulsando, junto a las familias de Cananea, acciones encaminadas a la reactivación económica de la región y a la promoción del bienestar social , agregó.