El PRI, PAN y PRD en el Senado tienen en mira otra reforma político-electoral para corregir vicios que se presentaron en los comicios del 2015 y para que personajes como Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya no violen el piso parejo en las elecciones con la promoción anticipada de su imagen bajo el escudo de que son los presidentes de Morena y el PAN, respectivamente.

El presidente de la Comisión de Reforma del Estado, Miguel Ángel Chico Herrera (PRI), dio a conocer que en el próximo año se prevé analizar las reglas de comunicación política, ya que los presidentes de los partidos de Morena, López Obrador, y del PAN, Ricardo Anaya, se han semidestapado para los comicios del 2016 .

Además, agregó, han salido en spots de sus partidos, violentando la ley en el tema de regularización de las precampañas, al no aclarar si son presidentes o precandidatos de sus institutos políticos.

Ante ello expuso que es necesaria una reforma que sea muy clara para garantizar piso parejo a todos los aspirantes a ocupar un puesto de elección popular.

La reforma del 2014 pasó la prueba de fuego con los comicios del 2015, pero hay adecuaciones que debemos llevar a cabo, como: revisar el tema de la disminución de plurinominales y de lista de partidos, tanto en la Cámara de Diputados (de 500 a 400), como en la de Senadores (de 128 a 96) , acotó.

La reducción de los legisladores plurinominales para la Cámara de Diputados y la eliminación de éstos en el Senado es una propuesta del PRI y el PAN. Mientras que la revisión al modelo de comunicación política la han aceptado el PRI, PAN y PRD.

El coordinador del PAN, Fernando Herrera, destacó que su bancada le apuesta a una reforma político-electoral seria, transparente y consensuada con todas las fuerzas políticas que incluya la segunda vuelta en la elección presidencial, las candidaturas comunes a nivel federal y la revisión del modelo de comunicación política que no tenga etiquetas ni destinatarios.

El líder de la bancada del PRD, Miguel Barbosa, también se pronunció por debatir cualquier reforma político-electoral, pero que incluya el debate de la ley de propaganda gubernamental.

Barbosa Huerta advirtió recientemente que el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, le tiene miedo al crecimiento político de López Obrador, por eso busca una reforma que impida que los tiempos oficiales sean utilizados para promocionar la imagen de políticos.

tania.rosas[email protected]