El arranque del proceso de designación de cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) ha puesto en alerta a organizaciones de la sociedad civil que indicaron que se deben cumplir los criterios de legalidad, transparencia, Parlamento Abierto y amplia participación ciudadana para evitar un debilitamiento del órgano autónomo.

Cabe recordar que en abril próximo deberán de haber sido nombrados cuatro nuevos consejeros electorales, por lo que la Cámara de Diputados tendrá que emitir en los próximos días la convocatoria para ocupar estos cargos.

Sobre el proceso, el Observatorio Ciudadano de Designaciones Públicas exhortó a garantizar altos estándares de transparencia, participación e idoneidad, ya que estas designaciones son vitales para la democracia del país por los próximos nueve años.

El observatorio, integrado por Fundar y Artículo 19, consideró que el INE es el órgano garante de que se lleven a cabo elecciones libres, equitativas y en un marco de legalidad, por ello, la imparcialidad y objetividad de su actuación es esencial para generar confianza ciudadana y entre los actores políticos, por ello enlistó un conjunto de estándares y buenas prácticas que la Cámara de Diputados podría incorporar y así dotar de legitimidad de origen estos nombramientos.

En este sentido, el observatorio llamó a que exista transparencia y máxima publicidad del desarrollo y decisiones en las distintas etapas del proceso.

Además de pedir que se tomen en cuenta la idoneidad de los perfiles propuestos a partir de criterios objetivos como los méritos, experiencia, trayectoria e independencia partidista.

[email protected]