Nuevo León, Sonora y Morelos mostraron el mayor aumento en el número de homicidios durante el tercer trimestre de 2019, con datos de la organización Semáforo Delictivo. La disminución más pronunciada (-60%) se registró en Baja California Sur.