Juan Manuel Márquez aseguró que si bien no utilizó en su calzoncillo el logotipo del PRI para obtener un puesto o cargo político, si se lo ofrecen lo aceptará.

En entrevista radiofónica, el pugilista señaló que no le duele pagar la multa de 30,000 pesos, pero le parece injusto que el Instituto Federal Electoral (IFE) decidiera castigar su libertad de expresión, por lo que su abogado prepara la impugnación correspondiente para no acatar la sanción a una decisión que tomó "como un ciudadano común".

"Me parece injusto que me sancionen por vestirme como me quise vestir, lo económico se pueden pagar pero la forma que lo hacen es incorrecta es una burla para mí como ciudadano, el querer dar solución a un caso y volver a abrir el expediente", dijo.

Con información de Radio Fórmula.

MIF