En México, los docentes perciben que sus decisiones no dependen de su experiencia profesional, sino del contexto político, por lo que es necesario  reconocer su profesión, capacitarlos y atraer a los mejores a los salones de clases para mejorar el sistema educativo del país, indicó Andreas Schleicher, director de Educación y Competencias en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"Los educadores perciben que sus decisiones no son profesionales, sino que la motivación es política en ellas, ese es el riesgo y yo veo en México a lo largo de los años los cambios, pasan de un extremo al otro sin construir una coherencia a largo plazo", dijo.

Durante la presentación del Informe Anual 2019 "Preparando a los estudiantes mexicanos para su futuro", no para nuestro pasado, el cual tiene la finalidad de explicar los resultados de la prueba PISA 2018, el especialista en educación mencionó que se debe atraer a los mejores educadores a las escuelas públicas a través de incentivos económicos y el reconocimiento de su trabajo.

Asimismo, señaló que el sistema educativo no es igualitario, puesto que mientras existen estudiantes con un nivel socioeconómico por encima de lo normal que les permite tener profesores mejor capacitados, hay alumnos con menos recursos que tienen docentes menos educados.

En ese sentido, David Calderón Martín del Campo, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, agregó que entre la población más pobre, “sólo tres de cada 10 alcanzan el mínimo aprendizaje”; mientras que la población que tiene más recursos son “tres de cada cuatro”.

Por otra parte, Schleicher añadió que el bajo desempeño educativo a nivel nacional repercute en la economía nacional, pues indicó que si México invirtiera adecuadamente en educación, obtendría ganancias a largo plazo.

“México ganaría muchísimo más si invierte más en los años iniciales de la educación, pero llega un punto donde no puede decir el dinero solo va a lograr el éxito, simplemente la cantidad de dinero, pero también la  calidad del gasto.”

Calderón Martín del Campo, al igual que Schleicher, enfatizó que en México la matrícula de estudiantes ha incrementado, sin embargo, la enseñanza no ha mejorado significativamente, como lo ha demostrado la prueba PISA. Por ello, mencionó que se debe mejorar la experiencia del aprendizaje.

Además, explicó que la evaluación, ahora extinta, ENLACE, aportó datos a nivel de persona que no estaban tan lejos de la tendencia que PISA marcó. Por consiguiente, resaltó la importancia de este tipo de evaluaciones para tomar decisiones respecto al sistema educativo.

rrg