Martí Batres Guadarrama, senador electo de Morena, reafirmó su planteamiento de un programa de austeridad republicana en la Cámara alta en la que planteó el recorte 100 mandos altos, reducir sus salarios y eliminar privilegios, que permitiría un ahorro de 45.9% de lo que hoy cuesta esa estructura.

En conferencia de prensa, afirmó que la estructura de altos mandos suman 326 trabajadores, que incluye desde el secretario general, directores de área y jefes de departamento, los cuales cuestan al Senado en su conjunto 325 millones 520, 077 pesos.

Afirmó que realizar los ajustes y llevar el recorte permitiría un ahorro de 149 millones 383,83 pesos.

En contraparte, detalló que el personal operativo sindicalizado son 593 trabajadores; 87 de confianza y 271 técnicos de carrera, que en su conjunto suman 951 trabajadores.

Apuntó que con base en esos números, por cada tres trabajadores hay un mando, por lo que es evidente que son demasiados, por lo que planteó recortar a 100 mandos.

Batres Guadarrama aclaró que no serán afectados los trabajadores sindicalizados y de carrera y sostuvo que no hay ninguna violación a la Constitución por la medida de disminuir los salarios de los altos mandos.

Por ello, la propuesta es eliminar 100 funcionarios de la llamada “alta burocracia” para que solo se mantengan 226 plazas de ese tipo, con lo cual se generarían ahorros de 45.9%, lo que equivale a 149 millones 387,000 pesos anuales.

Batres Guadarrama explicó que este ajuste es parte del programa de austeridad global que presentó en días pasados para generar ahorros al Senado de 50% es decir, de más de 2,000 millones de pesos.

En cuanto a los contratos de honorarios, dijo que existe un universo de casi 1,800, que es personal temporal que llega a una legislatura y luego se va, aunque a su decir puede haber un recorte de 500 contratos menos.

Sobre los presupuestos de las bancadas, sostuvo que plantea un ajuste de 800 millones de pesos.