La vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna anunció que buscará reformar el artículo 17, en su numeral 7, de la Ley Orgánica del Congreso de la Unión para que su partido pueda presidir el recinto legislativo de San Lázaro durante los próximos dos años que le faltan a la LXIV Legislatura. 

En conferencia de prensa este lunes, la diputada de Morena justificó su propuesta en que este partido político tiene más de 50% de las curules en la Cámara baja, algo que, dijo, no había sucedido en los últimos 25 años.

"A diferencia de procesos legislativos anteriores que buscaban la gobernabilidad mediante equilibrios obligados hoy la gobernabilidad está decidida en las urnas de manera democrática y es a esta fuerza política (Morena) quien debe continuar con el proceso legislativo de la cuarta transformación", afirmó Padirena.

La diputada mencionó que en el 2006 se realizó una reforma a la Ley Orgánica del Congreso de la Unión para que las diferentes fuerzas políticas pudieran dirigir el recinto legislativo en vista de que no había mayorías absolutas algo que, manifestó, ya no se suscita en la actualidad. 

“Hoy no se necesita ningún incentivo o prebenda para alcanzar acuerdos o consensos parlamentarios, ya no se justifica la reforma del 2006, es necesario adecuar la Ley Orgánica a la nueva realidad. 

“La iniciativa que presento busca asegurar la gobernabilidad de la Cámara, asegurar que cuando un partido político cuente con la mayoría absoluta dirija la Mesa Directiva y la mantenga durante el trienio de la legislatura”, dijo la legisladora.

La iniciativa de reforma, precisó la diputada, la buscará presentar en los primeros días del nuevo periodo de sesiones del Congreso de la Unión a iniciar el próximo 1 de septiembre.

El numeral 7 del artículo 17 de la Ley del Congreso de la Unión precisa actualmente que “la elección de los integrantes de la Mesa Directiva para el segundo y tercer año de ejercicio de la Legislatura, se llevará a cabo durante la sesión preparatoria del año de ejercicio que corresponda, garantizando que la presidencia de la Mesa Directiva para tales ejercicios recaiga, en orden decreciente, en un integrante de los dos grupos parlamentarios con mayor número de diputados que no la hayan ejercido.

“El proceso será conducido por los integrantes de la Mesa Directiva que concluye su ejercicio. Si en dicha sesión no se alcanza la mayoría calificada requerida, esta Mesa continuará en funciones hasta el día 5 del siguiente mes con el fin de que se logren los entendimientos necesarios”.