El problema que enfrentan los migrantes sin documentos que acrediten su estancia legal en Estados Unidos en estos momentos no es el acceso a los servicios de salud, sino a las ayudas económicas dispuestas por el gobierno federal para enfrentar la emergencia económica de la pandemia del Covid-19, afirmó Francisco Álvarez.

El presidente de la federación de Clubes Casa Zacatecas, de Fort Worth, Texas comentó que la comunidad tiene acceso a los servicios de emergencia, independiente de su situación migratoria.

Expuso que, al menos en Dallas, todas las personas tienen derecho a acceder a las pruebas para saber si están contagiadas con la enfermedad Covid–19, sin importar si tienen documentos migratorios en regla o no.

Sin embargo, señaló que muchos migrantes “le sacan la vuelta” a los hospitales e incluso a los consulados, por temor de ser identificados y detenidos por las autoridades migratorias.

Recordó que en ese país los migrantes tienen que hacer sus declaraciones de impuestos y esa información no está disponible para las dependencias que tienen que ver con asuntos migratorios, mucho menos la que comparten con los servicios de salud.

Asimismo, dijo que el consulado de Dallas ha estado muy activo en la difusión de medidas de prevención de la enfermedad, particularmente las indicaciones de las autoridades locales, las cuales las traducen en su oficina y luego las comunican a la comunidad hispana.

Francisco Álvarez consideró que a pesar de que las autoridades les han recomendado que no vayan de vacaciones a México, muchos no han hecho caso y han salido a sus comunidades de origen, a pesar de que corren el riesgo de estar infectados y puedan propagar la enfermedad con sus familiares y seres queridos con los que convivan.

[email protected]