Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Michoacán marcharon en Morelia para reiterar su rechazo a la reforma educativa.

El magisterio disidente se dirigió al centro de la ciudad, donde exigieron se suspenda el proceso de sanción en contra de los maestros que no asistieron a clases por estar en el paro nacional, así como la liberación de estudiantes normalistas que se encuentran presos.

Los jóvenes se encuentran detenidos luego de que a mediados de agosto intentaron bloquear la autopista Occidente, mientras circulaban abordo de dos autobuses que antes fueron tomados a la fuerza, por lo que se les acusa de robo calificado.

A pesar de que desde hace varios días los maestros de la CNTE habían dejado de lado las movilizaciones y bloqueos en la entidad, de nueva cuenta salieron a manifestar su exigencia de abrogación de la reforma educativa, así como el pago de bonos y quincenas que aseguran les deben desde hace varios meses.

Por ello arribaron a las instalaciones de la Secretaría de Finanzas del estado, donde colocaron mantas y cartulinas en las rejas para exigir se liquide el adeudo que tienen con los docentes.

La movilización de la Sección 18 de la CNTE es parte del plan de acción que el magisterio desarrollará en la entidad en contra de la reforma educativa y para exigir la entrega de plazas de forma automática para los egresados de las escuelas normales del estado.