El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reiteró que en México existía un monopolio en la compra de medicamentos oncológicos, y sostuvo que ahora el gobierno federal enfrenta “retos importantes” para conseguirlos con otros proveedores en el extranjero.

Durante el informe técnico diario sobre el avance del coronavirus en México, dijo que no pudo reunirse con integrantes de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), a quien reconoció por su labor en favor de la causa.

Cuestionado acerca de qué hará el gobierno para garantizar el abasto de medicamentos contra el cáncer, principalmente para menores, dado que se ha denunciado la falta de los mismos en hospitales, el funcionario argumentó que había una “enorme concentración del mercado farmacéutico de los medicamentos oncológicos. En México existía para fines prácticos un monopolio de los productos farmacéuticos de quimioterapia, pone en grave riesgo la sustentabilidad, la sostenibilidad de la procuración de insumos, en este caso los medicamentos”.

Sin embargo, admitió que esta situación no es privativa de México, pues la concentración ocurre a nivel mundial debido a que estos medicamentos provienen principalmente de China e India, “y cuando se afecta la capacidad de estos dos centros globales se trastorna toda la capacidad de tener estos medicamentos”.

Dijo que antes de la pandemia del Covi-19, la farmacéutica china tuvo que cerrar debido a problemas técnicos, lo cual originó —según dijo— el desabasto en nuestro país.

“Ha sido todo un reto el garantizar la disponibilidad de medicamentos en un mercado mexicano concentrado en una compañía y a nivel mundial también tenemos una enorme concentración, no es monopolio, pero es un oligopolio, hay muy pocos productores.

“A lo largo del año, el Insabi que concentra la compra de medicamentos ha estado haciendo esfuerzos denodados por encontrar proveedores y se ha conseguido un poco aquí, un poco allá, en Argentina, en otros países, y se ha logrado más o menos suplir, pero con importantes retos para lograr la continuidad de suplir estos medicamentos”, reconoció.

jmonroy@eleconomista.com.mx