En la Cámara de Diputados se instaló de manera formal la Subcomisión de Examen Previo de denuncias de juicio político de la LXIII Legislatura.

Pero será hasta la próxima reunión, para la que no se fijó fecha, cuando se conozca el método para desahogar las más de 300 demandas de juicio político presentadas a la fecha, entre las que se encuentran las interpuestas últimamente en contra de los gobernadores de Veracruz y Oaxaca, Javier Duarte de Ochoa y Gabino Cué, respectivamente, así como del secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, y de los once consejeros del Instituto Nacional Electoral.

El órgano jurisdiccional, a través de su presidencia, solicitó de manera formal a la Secretaría General de la Cámara Baja remitirle los expedientes de juicio político presentados hasta el momento en contra de distintos servidores púbicos, a fin de determinar cuántos y cuáles todavía están vigentes.

Y es que la ley prevé que el juicio político procede contra los funcionarios públicos en activo y hasta un año después de que concluyan su cargo.

De ahí que la denuncia de juicio político pendiente de desahogar en contra Jesús Murillo Karam, exprocurador general de la República, será, con toda seguridad, declarada improcedente, puesto que desde febrero pasado se cumplió el plazo de un año de que el hidalguense ya no es procurador.

Entrevistada al finalizar la reunión de instalación, Mercedes Guillén Vicente (PRI), presidenta de la Comisión de Gobernación y quien en esa calidad copreside la citada Subcomisión junto con su correligionario Álvaro Ibarra, presidente de la Comisión de Justicia, afirmó que no se puede permitir que se politice el desahogo de las solicitudes y menos ahora que se acerca el proceso electoral del 5 de junio próximo.

En la historia del país nunca ha prosperado una solicitud de juicio político en contra de ningún servidor público.

Por lo que se refiere a las solicitudes de declaración de procedencia, la Cámara de Diputados ha votado, hasta el momento, a favor de cuatro desafueros:

El senador del PRI por Sonora, Jorge Díaz Serrano, en julio de 1983; el del entonces Jefe de GDF, Andrés Manuel López Obrador, en abril del 2005; el del perredista y asambleísta capitalino, René Bejarano, en noviembre del 2004, y el del diputado federal del PRD por Michoacán, Julio César Godoy.

rramos@eleconomista.com.mx