El Senado debería solicitar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la ampliación del plazo otorgado —que vencerá el próximo día 30— para cumplir su sentencia de despenalizar el uso lúdico de la marihuana, afirmó Alberto del Castillo del Valle.

Y es que, si los senadores no acatan la jurisprudencia de la Corte dentro del plazo establecido, advirtió el especialista en derecho constitucional, serían sancionados.

“El 107, fracción 16, de la Constitución señala que en caso de incumplimiento para una sentencia de amparo la Suprema Corte podrá separar del encargo al servidor público y consignarlo, por el desacato al mandato judicial. Si hay una sentencia de la Corte las autoridades responsables deben hacer lo que la Corte les impone como obligación”, dijo.

Desde su perspectiva, en asuntos legislativos no se pueden fijar tiempos para resolver y de ahí que solicitar una nueva prórroga es lo pertinente.

“En el proceso legislativo no podemos exigir que haya el plazo de tres o de 10 días o equis tiempo que marca la Ley de Amparo para cumplir la sentencia. ¿Por qué? Por las discusiones, 128 senadores son 128 opiniones que no dan pauta para que en breve tiempo se pueda resolver.

“Es preferible que se tarden un tiempo más, un tiempo razonable, si es la tercera vez que piden prórroga o aunque sea la cuarta, pero que sea factible tener una ley que no viole derechos ni de unos ni de otros”, sostuvo el jurista.

Sobre todo, dijo, porque se trata de “un tema tan delicado”, que no es fácil de legislar; “por un lado se están favoreciendo los derechos de los consumidores, pero se está afectando a un grueso de la población que no consume ya no digamos marihuana, sino ni siquiera cigarrillos comerciales”.

Ven falta de voluntad

Para Pablo Girault Ruiz, uno de los promotores de los amparos resueltos por la Corte que derivaron en la jurisprudencia que ordenó al Legislativo eliminar la prohibición absoluta de consumo de marihuana, el fondo del problema no es que los diputados federales y senadores no sepan qué hacer para regular y acatar la sentencia de la SCJN sin incurrir nuevamente en inconstitucionalidad, sino que no hay voluntad política de Morena para hacerlo.

La minuta devuelta por la Cámara Baja al Senado, que expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y reforma la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, explicó el vocero de la organización civil México Unido Contra la Delincuencia, incumple con el fallo de la Corte, que estableció “que no se puede prohibir el uso” del enervante.

“Se puede regular, pero no puede estar prohibido el consumo de la marihuana (...) y la legislación que quieren pasar, en esencia, sigue estableciendo la prohibición porque dice que a más de tal cantidad (más de 200 gramos) de marihuana es cárcel, lo que implica prohibición”, dijo.

En su opinión, los senadores deberían modificar la minuta y devolverla a la Cámara Baja para corregir los visos de inconstitucionalidad que contiene. “Yo sí creo que hay un propósito dilatorio”, completó.

En octubre de 2018 la SCJN determinó, por quinta vez, que es inconstitucional prohibir el consumo recreativo de la marihuana por lo que estableció una jurisprudencia en la materia.

Por considerar que “violan los derechos humanos a la dignidad, pluralismo, personalidad, propia imagen, libertad personal y corporal”, la Corte invalidó entonces los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la Ley General de Salud y ordenó al Congreso enmendarlos. Senadores y diputados llevan casi tres años sin lograr acatar el fallo de la Corte.

rolando.ramos@eleconomista.mx