Desde el Museo de Antropología al zócalo capitalino se efectuó la megamarcha estudiantil que conmemoró los 50 años de la Marcha del Silencio, que realizaron universitarios en 1968, así como para exigir justicia para los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Azcapotzalco, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), encabezó el contingente; posteriormente, el Comité del 68, padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, facultades, colegios y preparatorias de la UNAM y del Instituto Politécnico Nacional y de la Universidad Autónoma Metropolitana, entre otras.

Lo anterior, por los hechos violentos del pasado 3 de septiembre en Ciudad Universitaria, en el que un grupo porril agredió a estudiantes. la marcha se llevó en silencio hasta el “antimonumento”, en donde lanzaron consignas para exigir mayor seguridad en CU y la eliminación de los grupos porriles.

Al arribar al zócalo capitalino, ante 22,000 estudiantes, aproximadamente, padres de los 43 normalistas se solidarizaron con estudiantes, por lo que mencionaron que van “hombro con hombro” para seguir exigiendo justicia y “castigo a los culpables”.

Los estudiantes del CCH Azcapotzalco aprovecharon para explicar que la reunión con el rector de la UNAM, Enrique Graue, fue con respeto y agradecieron la solidaridad de las facultades, colegios y preparatorias.

Leyeron un pronunciamiento de la Asamblea Interuniversitaria en la que indicaron que “los orígenes de estos males van más allá de las aulas” porque se han extendido a otras instituciones educativas, por  lo que hicieron un llamado a la comunidad estudiantil para la defensa de la educación pública y gratuita. “Fuera porros de la UNAM”, y concluyeron con un “Goya”.

Expulsados

La UNAM informó de la expulsión de dos estudiantes que fueron presuntamente identificados como participantes en los sucesos violentos de Rectoría el 3 de septiembre. Con estas dos expulsiones suman 19 los sancionados por la institución.

En tanto, la Procuraduría capitalina informó de la captura de un segundo implicado en las agresiones que sufrieron estudiantes del CCH Azcapotzalco.

La Policía de Investigación cumplimentó otra orden de aprehensión contra un joven de 18 años, por el presunto delito de homicidio en grado de tentativa, calificado con ventaja y motín.

Asimismo, el Instituto Mexicano del Seguro Social reportó que Emilio Aguilar, estudiante de la UNAM, fue dado de alta luego de 10 días internado, tras sufrir agresiones por un grupo porril.

En tanto, la Asamblea Interuniversitaria —conformada por representantes de facultades, colegios y preparatorias— discutirá hoy el pliego petitorio general que será entregado a las autoridades de la UNAM para solicitar mayor seguridad en planteles,  así como mayor democracia en la designación de directores internos y rectores.