Alrededor de las 10:12 horas de este miércoles inició la audiencia de continuidad, por el caso Odebrecht, en contra del exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, quien acudió físicamente a los juzgados federales del reclusorio Norte de la Ciudad de México por mandamiento del juez.  

Con base en los derechos a la defensa y debido proceso, el Juez autorizó un mes, feneciendo el 3 de diciembre, para que la defensa de Lozoya recabe pruebas en su favor previo al inicio del juicio en su contra. El Juez instó a la Fiscalía General de la República para que agote los medios para obtener ese dato de investigación. 

Inicialmente, Lozoya y su defensa habían solicitado al juez 60 días de prórroga de cierre de investigación complementaria.

Por su parte, en representación de la Fiscalía, agentes del Ministerio Público federal manifestaron ante el juez su oposición a la prórroga y solicitaron que se declare cerrada la etapa de investigación complementaria, puesto que los documentos que aludió la defensa no conocer, para solicitar el plazo adicional, ya se encuentran en la carpeta de investigación.

Como terceros involucrados, representantes de Pemex y de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda se unieron a la pretensión de la Fiscalía.

En estos momentos, el juez analiza si prevalecen las medidas cautelares impuestas a Lozoya o las modifica. 

En una denuncia que presentó el año pasado, Lozoya acusa al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, de conocer y permitir una red de soborno por al menos 10 millones de dólares provenientes de Odebrecht, que supuestamente fueron destinados a la campaña electoral del PRI en 2012 y a pagos a legisladores de oposición para aprobar la reforma energética.

En su primera audiencia judicial en 2020, el exdirector de Petróleos Mexicanos se declaró inocente de haber recibido sendos sobornos en millones de dólares por parte de la empresa brasileña Odebrecht, a cambio de entregar contratos de obra a dicha empresa brasileña.