Los dos hombres de origen israelí que murieron el miércoles en la balacera registrada en un restaurante de la Plaza Artz Pedregal, en la Ciudad de México, tenían antecedentes criminales en su país, de acuerdo con la prensa de aquella nación.

The Jerusalem Post dio a conocer que Alon Azulay y Jony Ben Sutji fueron nombrados por las autoridades mexicanas como las víctimas de una balacera ocurrida este miércoles en un restaurante en el citado centro comercial, en el sur de la capital mexicana.

Mencionó que el Canal 12 de Israel informó que los israelíes, de unos 40 años de edad, son residentes de las ciudades Bat Yam y de Tel Aviv.

De acuerdo con el diario, Ben Sutji habría sido liberado de la prisión israelí hace seis meses y cuando se percató de que las autoridades policiales lo seguían, viajó a México, donde probablemente tenía una novia.

Refirió que en 2001 huyó de Israel con Erez Akrishevsky, quien fue extraditado a Israel hace dos días desde México; en ambos casos habían cumplido penas de prisión por asesinato.

Señaló que Ben Sutji tenía diferencias con la organización criminal de Mosley Brothers, aunque ya tenía antecedentes de asociación delictuosa con Ben Cohen y su tío Itzik Cohen.

La noche del miércoles, los israelíes se encontraban en un restaurante del centro comercial de la Ciudad de México cuando una mujer que se encontraba en otra mesa se acercó y les disparó.

De manera inicial, las autoridades del gobierno de la Ciudad de México aseguraron de que se trataba de un “crimen pasional”, pero según el diario, las víctimas estaban fichadas por la Policía Internacional (Interpol).