Miguel Ángel Osorio Chong, exsecretario de Gobernación y actual coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Senadores, afirmó que la “descomposición” de la seguridad pública en algunas entidades federativas del país obedece a que hay gobernadores y presidentes municipales que se oponen a la coordinación con el gobierno federal para atacar el problema.

“Por supuesto que en el país, así como pudimos solucionar regiones completas en materia de seguridad (...) La Laguna es el mejor ejemplo de cuando funciona la coordinación, cuando hay gobiernos que cumplen con lo que es su responsabilidad y me refiero desde lo municipal, lo estatal y con el apoyo y respaldo de lo federal. Por supuesto, (hay) otras regiones (en las) que se ha venido logrando una descomposición en materia de seguridad. (Es) porque son ideas unilaterales, visiones unilaterales las que se quieren ejercer, cuando la materia de seguridad es un tema de Estado, no de gobierno (...) (Eso) genera que haya distintas formas de atajarlo y, entonces, el rebote ha sido importante”, manifestó.

El Economista publicó que, de acuerdo con cifras oficiales, el robo a negocios y transporte se ha incrementado en el país durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que está por terminar; particularmente van al alza en cinco entidades federativas. El Estado de México figura en primer lugar en robo a transportistas y en tercero en robo a negocios.

Si bien el gobierno federal ha dado todo el apoyo a los gobiernos estatales y municipales para enfrentar el fenómeno de la inseguridad, dijo Osorio Chong, se requiere de la compenetración de dichos órdenes en el tema y una actitud de trabajo permanente de su parte.

“El gobierno de la República ha hecho lo que se tiene que hacer. Policía Federal de élite, fuerzas federales de élite, pero no es suficiente, dado que, primero, no alcanzan las fuerzas federales para cubrir todo el territorio nacional y, segundo y lo más importante, porque la atribución está en los municipios, así lo dice nuestra Constitución”, expuso.

En tanto, la diputada Lizbeth Mata Lozano (PAN) indicó que el repunte en los niveles de incidencia en el robo a transportistas y negocios hace ver el llamado efecto de la puerta giratoria.

La legisladora, integrante de las comisiones de Justicia y Seguridad, manifestó que si bien el aumento en el número de carpetas de investigación significa que la cultura de la denuncia se empieza a difundir entre la ciudadanía, ello también es un signo de un aumento de los niveles de la delincuencia.

“Eso tiene que ver con la falta de equilibrio en nuestro sistema de justicia, es decir, no podemos tener un sistema garantista si tenemos un México violento y en donde se cometen constantemente delitos como en este caso robo en temas de transporte”, explicó.

Ante la pregunta expresa sobre qué hacer para mejorar el sistema, la legisladora señaló que las líneas de acción son dos: por una parte, está la prevención y la mejora de las policías y, por otra, está la misma justicia y las penas que se aplican.

“Focos rojos”, reconocen

Tras una reunión privada con Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores y coordinador del grupo parlamentario de Morena, afirmó que la conversación giró en torno a los “focos rojos que hay en el país” en materia de seguridad pública.

“Sí tenemos focos rojos. Tenemos crecimiento de la inseguridad, crimen organizado y, obviamente, es preocupante la situación”, completó Monreal, al asegurar que Navarrete Prida ampliará hoy la información al respecto, durante su comparecencia ante el pleno de la Cámara alta para analizar el sexto y último informe de gobierno del presidente Peña Nieto.