De las nueve iniciativas remitidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión, desde su arribo al poder el 1 de diciembre del 2018, senadores y diputados federales aprobaron solamente tres durante el primer año de la LXIV Legislatura, que concluyó el pasado 31 de agosto.

La derogación de la llamada reforma estructural en materia educativa —aprobada durante el mandato del expresidente Enrique Peña Nieto—, que eliminó la obligatoriedad de que el ingreso al servicio docente y la promoción a cargos de dirección o supervisión en la educación básica y media superior resulten de concursos de oposición, destaca entre los temas de interés del Ejecutivo federal que contaron con el aval del poder Legislativo.

El Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de Gobernación incluye entre lo aprobado en las cámaras Alta y Baja en dicho lapso la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal del 2019.

Según el reporte, 33.33% de las iniciativas del Ejecutivo federal culminó su trámite legislativo y está vigente tras su promulgación en el Diario Oficial de la Federación; un porcentaje igual corresponde a las que están pendientes de desahogo en comisiones de ambas cámaras legislativas; y las que ya fueron dictaminadas pero no han sido aprobadas por el pleno cameral suman exactamente lo mismo: 33.33 por ciento.

Proyectos que no han transitado

Entre los proyectos de reformas constitucionales que presentó López Obrador a la Cámara de Senadores desde diciembre pasado —destaca el Primer Informe de Gobierno—, sigue pendiente en la Cámara de Diputados, en calidad de minuta, la reforma constitucional que propone que el presidente de la República pueda ser procesado penalmente por actos de corrupción, delitos electorales y delitos graves.

El documento refiere que entre el 1 de diciembre del 2018 y el pasado 30 de junio el Congreso mexicano desahogó en total 53 asuntos que interesaban al mandatario mexicano.

Remitidas el pasado 14 de agosto, en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara Baja se analizan actualmente la modificación de los artículos 28, 116 y 127 de la Constitución con el propósito de imposibilitar la condonación de contribuciones a los deudores fiscales para inhibir tratos preferenciales en la materia y regular las remuneraciones de los servidores públicos que trabajan en los organismos constitucionalmente autónomos, respectivamente.

En la Comisión de Estudios Legislativos del Senado de la República está pendiente de dictaminación el proyecto presidencial para reformar la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos a fin de facilitar los requisitos para participar en los concursos de selección y ascenso de tenientes, capitanes, mayores y coroneles militares.

A siete meses de que fueron presentadas a la Cámara de Senadores, las iniciativas que sugieren enmendar la Ley de Instituciones de Crédito y el Código Civil Federal, así como la Ley de los Sistema de Ahorro para el Retiro están atoradas en comisiones.

La primera plantea la necesidad de establecer que los adolescentes de más de 15 años podrán abrir cuentas de depósito bancario de dinero sin intervención de sus representantes, y la otra propone una actualización en materia de fondos para el retiro y su régimen de inversión.