El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) apuntó que pese a las transformaciones del sistema educativo en México, persisten los problemas para garantizar la educación de calidad, entre ellos la ineficacia de las políticas educativas implementadas, la carencia de infraestructura adecuada y las profundas desigualdades existentes.

El estudio “La política educativa de México desde una perspectiva regional”, realizado por el INEE, destaca que, si bien hay una amplia presencia de escuelas, éstas presentan problemas de calidad en la oferta educativa y en infraestructura, así como la existencia de “problemas históricos en equidad”.

Por ello, los especialistas alertaron la necesidad de analizar los factores del sistema educativo vigente que han contribuido a la reproducción de desigualdades.

“Desde una perspectiva regional considera que, con el objetivo de garantizar el derecho a una educación de calidad, las políticas educativas deben ser abordadas como políticas de Estado que involucren otras áreas del gobierno (trabajo, bienestar social, salud, transporte o infraestructura territorial) para su consecución”, se lee en el informe.

Finalmente, los autores señalaron que el estudio se trata de una reflexión para valorar los aciertos y los avances en materia de política educativa en nuestro país, desde una visión externa, por lo que recomendaron el fortalecimiento del trabajo en conjunto de las autoridades federales, estatales y municipales, para poder continuar el diseño y evaluación de los programas de enseñanza.

El informe fue dirigido por Néstor López, coordinador de Proyectos de la Oficina Regional para América Latina del Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE Buenos Aires), y de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por su sigla en inglés).