Mientras que Mario Romo Gutiérrez, director de Red Familia, pidió no perder la capacidad crítica para analizar la efectividad de nuevos modelos familiares, el director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García, hizo un llamado a proteger la diversidad familiar y promover el derecho de los infantes a vivir en un núcleo de este tipo.

Romo Gutiérrez advirtió que, de acuerdo con estudios de la Secretaría de Seguridad Pública, 70% de los presos federales proviene de hogares sin padre.

El Director de Red Familia reconoció el trabajo de las madres solteras y afirmó que no es automática la relación carencia de padre-joven delincuente; sin embargo, por alguna razón está ocurriendo esto, que cuando no está el padre el joven tiende a caer en conductas antisociales. Ahí está el diagnóstico claro, hay que hacer algo... Es mejor cuando están padre y madre, compartiendo la responsabilidad y educando a los hijos .

Por otra parte, Pérez García explicó que cuando una persona violenta las instituciones y las leyes, detrás está la violación de sus propios derechos. Insistió en que cuando se habla de familia debe reconocerse la diversidad y tomar en cuenta que 25% de las familias en el país está encabezado por mujeres que, en su opinión, han demostrado saber llevar un hogar. No es el tipo de familia, sino la desprotección lo que lleva a cometer delitos .

Raúl Arias, director ejecutivo de la organización Jóvenes por los Derechos Humanos, recomendó cuidar el discurso respectode la unión familiar, pues cada quien entiende ese precepto de diferente manera y la sociedad en sí es miembro de una familia humana responsable de recuperar el tejido social y promover las garantías individuales.

ana.langner@eleconomista.mx