El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que México es el país de América Latina que más vacunas diarias contra Covid-19 ha aplicado, e indicó que su gobierno ha pagado al momento a farmacéuticas 10,000 millones de pesos, de un total de 32,000 millones que tiene contemplado, lo que le garantiza vacunas para 120 millones de mexicanos.

De gira por Sabinas, Nuevo León, donde inauguró instalaciones de la Guardia Nacional, López Obrador reiteró que su gobierno garantiza el acceso universal y gratuito a la vacuna para todos los mexicanos.

Dijo que aceptó que particulares y gobiernos subnacionales puedan adquirir vacunas, porque “sería mezquino decirle a quienes quieren ayudar que no se les permite, porque es una función, y lo es, del gobierno federal, pero no vamos a aplicar normas estrictas cuando esté de por medio la salud del pueblo, la ética, el humanismo”.

“Somos el país de América Latina que más vacunas estamos aplicando, y vamos a garantizar que todos los mexicanos sean vacunados. (...) Ya tenemos contratadas vacunas para 120 millones de mexicanos, ya tenemos destinados para ese propósito 32,000 millones de pesos; es más, ya hemos entregado cerca de 10,000 millones de pesos de anticipos. Tenemos cerrados los contratos con las farmacéuticas que están produciendo las vacunas y contamos con buenas relaciones con los gobiernos donde se esta produciendo las vacunas para que se apoye a México y nos envíen todas las dosis que necesitamos”, planteó.

Acompañado por integrantes de su gabinete de seguridad, y del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, el mandatario federal dijo que, ante la petición de empresarios de querer también adquirir vacunas, dio instrucciones a la Secretaría de Salud federal para que se otorguen las facilidades y no haya limitaciones a aquellos que cuenten con los contratos firmados por las farmacéuticas.

Sin embargo, argumentó que en el mundo aún no hay dosis suficientes para que cada país pueda vacunar a todos sus ciudadanos, “apenas y empieza a producirse en el mundo la vacuna, es mucho más la demanda que la oferta”.

Por ello, consideró que no basta la buena voluntad de quien quiere comprar vacunas; “no se trata de decir: vamos a traer vacunas del extranjero, y no concretar”, sostuvo.

Sostuvo que particulares y gobiernos deben garantizar que las vacunas que eventualmente adquieran sean de calidad, y dijo que la que aplica el gobierno federal en estos momentos (Pfizer) es de calidad y “muy pocos” han tenido efectos secundarios adversos.

Apuntó que su gobierno está por recibir de AstraZeneca alrededor de 3 millones de su vacuna, y ya se tienen acuerdos con la vacuna china de CanSino y la rusa Sputnik V.

López Obrador insistió en que su gobierno, una vez que concluya la vacunación a personal médico, iniciará la inmunización de personas adultas mayores, lo que reducirá la mortalidad por Covid-19.

jorge.monroy@eleconomista.mx