El presidente Andrés Manuel López Obrador detalló que durante los casi tres años de su administración se han invertido 32,000 millones de pesos para rehabilitar seis refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex), con el objetivo de cumplir con una de sus principales promesas, que el país logre ser autosuficiente en la producción de combustibles y así evitar el "alza de precios".

Durante su visita a la refinería General Lázaro Cárdenas en Minatitlán, al sur de Veracruz, para supervisar los avances de la reparación de las instalaciones tras un incendio ocurrido en abril pasado, el mandatario federal reiteró la labor de su gobierno para modernizar las refinerías del país y así se deje de comprar gasolinas y diésel en el extranjero.

"Porque con la nueva refinería de Dos Bocas (Tabasco) y con la que estamos comprando a Shell en Texas (Deer Park) y con una coquizadora en Tula, vamos a ser autosuficientes, ya no vamos a comprar las gasolinas, el diesel en el extranjero. Vamos a producir en México, todo lo que necesitamos, vamos a procesar toda nuestra materia prima, todo el petróleo crudo que hasta ahora se vende al extranjero, vendemos petróleo crudo y compramos gasolinas, es un absurdo de la política neoliberal que se va a concluir", dijo en un video difundido en sus redes sociales.

López Obrador aseguró que se evitará extraer más petróleo del necesario, "para petróleo suficiente a las nuevas generaciones, porque es un recurso no renovable y porque tenemos que cuidar el medio ambiente".

"No vamos a pasar en el sexenio de dos millones de barriles diarios esa va a ser la extracción la producción promedio", reiteró el jefe del Ejecutivo.

Más tarde, el Presidente compartió otro video, esta vez sobre su visita para supervisar los avances de la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

Acompañado de la secretaria de Energía, Rocío Nahle; del gobernador de Tabasco, Carlos Merino y del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza; López Obrador insistió en que su gobierno busca "garantizar que no aumenten los precios de los combustibles, que no haya gasolinazos".

"Trabajadores de México que están haciendo esta gran obra para procesar 340,000 barriles diarios de petróleo crudo que antes se exportaban, ahora van a procesarse en México", explicó López Obrador.

La visita de López Obrador a las refinerías se da unos días después de que dos Tribunales Colegiados Especializados en Competencia Económica dieron marcha atrás a las suspensiones definitivas contra la reforma a la Ley de Hidrocarburos otorgadas por los jueces primero y segundo especializados Rodrigo de la Peza y Juan Pablo Gómez Fierro.

El 17 de mayo pasado, los dos jueces especializados en competencia económica suspendieron de manera indefinida las reformas a la Ley de Hidrocarburos que impulsó López Obrador para que la Secretaría de Energía (Sener) pueda rescindir permisos para el tratamiento, refinación, transporte, comercialización, almacenamiento, exportación e importación de productos petrolíferos, en caso de peligro inminente a la seguridad nacional, energética o para la economía nacional.

Aquella fecha concedió la suspensión y la eliminación de la regulación asimétrica de precios por parte de Pemex a las empresas Process Full y Lambrucar, pero con efectos generales a las empresas del sector.  Las resoluciones dejaron sin efectos el Acuerdo A/015/2021 emitido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que, por su parte, dejó sin efectos acuerdos y otras disposiciones normativas relativas a la regulación asimétrica de la petrolera nacional.

Los dos tribunales especializados han revertido desde el 9 de septiembre las suspensiones otorgadas por los dos jueces especializados, aunque la reforma a la Ley de Hidrocarburos no podrá entrar en vigor sino hasta que los tribunales desechen todos los amparos, lo cual podría llevar hasta finales del 2021. Al  momento están vigentes las medidas asimétricas de la Comisión Reguladora de Energía que implementó entre 2014 y 2019 para evitar el dominio de Pemex en el mercado de hidrocarburos y combustibles.

kg