La parálisis de la construcción de la nueva Fiscalía General de la República no se debe al conflicto interno que vive el PAN y va más allá de la llegada de Ernesto Cordero a la Mesa Directiva del Senado, expone el exsecretario de la Función Pública, Salvador Vega Casillas.

El ahora legislador panista quien fue señalado por un grupo de senadores de su bancada como traidor por apoyar a Cordero indica que este proceso, incluyendo el nombramiento, está congelado desde hace tres años por una serie de deficiencias que existen en la propia figura de Fiscalía General de la República (FGR).

La Cámara de Diputados aprobó en diciembre del 2014 el proyecto de decreto que expide la ley de la FGR. En la redacción de la minuta, enviada al Senado para su revisión y eventual aprobación, se lee que dicho cuerpo estará integrado entre otros órganos, por las fiscalías especializadas en materia de Combate a la Corrupción y en materia de Delitos Electorales, cuyos titulares serán nombrados y removidos por el fiscal general, con posibilidad a ser objetados por la Cámara Alta.

Vega Casillas explica que con esta propuesta, la labor de la Fiscalía Anticorrupción se ve muy acotada al tener que rendirle cuentas a la Fiscalía General.

Para Vega Casillas el fiscal anticorrupción debe de tener autonomía plena y no estar sujeto a otro Fiscal . Asimismo, considera que este organismo debería tener mayores facultades, como las de persecución.

Cortina de humo, señala

Es así que para el exsecretario las acusaciones en torno a votar en favor de Ernesto Cordero como el nuevo presidente de la Mesa Directiva del Senado para asegurar el pase automático del procurador general de la República, Raúl Cervantes a Fiscal general, es una cortina de humo , promovida por el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, al no estar de acuerdo con su proyecto y quien, asegura, desea apoderarse del partido para apuntalarse como el candidato a la Presidencia de la República.

En este sentido se pronunció el senador Ernesto Cordero, quien sobre las amenazas de expulsar del PAN a todo legislador panista que haya votado por él dijo que, no hay ningún elemento para que se nos expulse, después de tantos años de militancia, sobre todo porque no transgredimos ninguna norma ni ninguna regla, y nuestro único pecado es no estar de acuerdo con el presidente del partido .

El presidente de la Mesa Directiva afirmó que no habrá fast track en la discusión para la eliminación del pase automático de procurador a fiscal. Asimismo, criticó que no se ha concluido el proceso de instalación de la mesa directiva en San Lázaro.