El problema de la inseguridad pública es multifactorial y se tiene que abordar desde distintos ámbitos, en especial el aumento de penas para quienes porten armas de manera ilegal que son utilizadas para cometer delitos y matar personas, afirmó Eruviel Ávila Villegas.

Exgobernador del Estado de México y exalcalde de Ecatepec, municipio que ya gobernó en dos ocasiones y que ocupa el primer lugar a nivel nacional en la comisión de delitos de alto impacto como feminicidio, el actual senador del PRI pidió que las autoridades evalúen el tema de la seguridad por cada 100,000 habitantes, como hace la Organización de las Naciones Unidas, porque “Ecatepec es el municipio más poblado del país”.

“Del otro lado, es el municipio que tiene más maestros, más alumnos; es decir, es el municipio de las grandes cifras. Es lamentable esta circunstancia (de la inseguridad), desde luego, y la autoridad municipal tendrá que responder”.

Con base en los resultados de la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 96.3% de los habitantes de Ecatepec manifestó que vivir en su localidad es inseguro.

En entrevista, Ávila Villegas reconoció que “la población ya juzgó a la actual administración las pasadas elecciones. Por algo y por ello gobernará Morena a partir del 1 de enero. Es una realidad; no podemos hacer a un lado el elefante que está en la sala”.

A decir del ecatepequense, el de la inseguridad es un fenómeno nacional y su solución requiere de la intervención de “todos los niveles de gobierno”.

“Yo ya no soy autoridad ejecutiva, soy legislador y desde aquí voy a dar la batalla para fortalecer el nuevo sistema de justicia penal, que debe mejorarse, precisarse y evitarse la puerta giratoria”.

Anticipó que ya prepara “sendas iniciativas” dirigidas a combatir la delincuencia e inseguridad en el país, por ejemplo, reformas legales “para sancionar más severamente la portación de armas de fuego de manera ilegal”, muchas de las cuales provienen de Estados Unidos.

—“¿Cómo no vamos a estar mal en temas de delincuencia si dejamos que se porten las armas de fuego, que son las que privan de la vida a las personas, casi con libertad...? Aportaré mi grano de arena en esta materia”.

Aceptó, sin embargo, que no se puede “seguir apostando nada más a detener personas y ponerlas en las cárceles” porque éstas “no van a alcanzar”.

“Hay que apostarle a la prevención, educación y cultura porque eso es muy importante también”.

—Usted ya estuvo del lado del poder Ejecutivo, ¿es un problema de leyes? ¿Se requiere de más leyes?

Es un problema no sólo de leyes, pero las leyes sí son muy importantes (...) La mano firme sí da resultados.

El del feminicidio, opinó, es un tema que se debe analizar desde el punto de vista de la familia y el ámbito educativo.

Por eso, indicó, se tiene que “invertir y apostar a un programa, lo hay pero hay que redoblar esfuerzos, de salud mental. Estamos analizando una reforma para que formalmente podamos establecer una materia, desde la primaria, la educación básica, de respeto, equidad de género, valores, principios, para temas preventivos, para no llegar a los niveles que hemos visto”.