Por los efectos Covid-19, se estima que el Producto Interno Bruto (PIB) de Baja California Sur (BCS) pueda tener un impacto económico por más de 30,000 millones de pesos, lo que equivaldría a una caída de 12.9% anual en este año. / “Nosotros tenemos un PIB en promedio anual de 232,000 millones de pesos, si hablamos de dos meses de parálisis sería una afectación de más de 30,000 millones, tenemos esta primera estimación, pero podría ascender”, aseguró en entrevista con El Economista el titular de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad de Baja California Sur, Luis Humberto Araiza López.

Destacó que esta estimación surge a partir de las afectaciones directas a los rubros económicos de la entidad, como el turismo, el cual está catalogado como una actividad no esencial en la declaratoria de emergencia sanitaria federal.

“El turismo es considerado como una actividad no es esencial, estamos conscientes de que no es momento de salir, pero es seguro que habrá un momento en que Baja California Sur se recuperará. Estamos poniendo todos nuestros esfuerzos en prevenir la enfermedad y atender a los pacientes y vamos a mejorar nuestra economía”, enfatizó.

Explicó que “de por sí el escenario ya se había vuelto complicado para la entidad porque el año pasado hubo un clima de incertidumbre a nivel nacional, la cual afectó la economía local de manera directa”. Destaca que la entidad presentó la mayor contracción en el país durante el 2019 en su actividad económica, de -7.7 por ciento.

A pesar de ello, el secretario puntualizó que están aplicando un paquete económico para ayudar a la economía local; como primera acción se lanzó una prórroga para que durante la contingencia no se cobre el Impuesto sobre la Nómina (ISN), así como el programa denominado de Atención Social y Económica Emergente en todo el territorio estatal; además, se suspendieron todas las actividades de fiscalización locales.

“En el gobierno del estado y en la medida de nuestras posibilidades con el liderazgo de nuestro gobernador se ha lanzado un paquete económico participativo y fiscal para poder ayudar en esta crisis que estamos viviendo. Nosotros hemos lanzado prórroga del no cobro del ISN, no hemos efectuado acciones de fiscalización y estamos desarrollando apoyos de microcréditos a la palabra (...) la bolsa es variable, estamos por hacer un convenio con Nacional Financiera, estamos próximos a anunciarlos”, sostuvo.

Araiza López afirmó que seguirán apostando por el mercado extranjero; sin embargo, para atraerlo más están contemplando nuevas campañas y convenios, ya que están conscientes de la situación económica que se vive a nivel mundial.

Asimismo, dijo que ya están integrando al turismo con el resto de las actividades económicas; cabe señalar que esta estrategia ya se estaba efectuando antes de la llegada del Covid-19, ya que uno de los principales objetivos del estado para este año, agregó, era colocarse nuevamente como la entidad con mayor dinamismo económico, lugar que ocupó en el sexenio federal pasado.

“Baja California Sur seguirá apostando por el turismo extranjero. Nuestros mercados principales son Estados Unidos y Canadá, incluso ya hay reservaciones para el mes de junio”, ahondó.

Mayor coordinación

Luis Humberto Araiza expuso que se necesita mayor coordinación con la Federación para poder proteger la economía del estado.

“Estamos a la espera de que el gobierno federal se pronuncie y apoye con un paquete contracíclico a través de los mecanismos financieros. Con su apoyo, se puede minimizar el impacto, podemos crecer y recuperarnos”, enfatizó.

[email protected]