La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que derivado de un trabajo especial realizado por este organismo, identificó que, en los últimos diez años, más de 70,000 personas migrantes han sido víctimas de tráfico y secuestro en México.

 Asimismo, detalló que los operativos contra el tráfico de migrantes han aumentado en promedio en 600%; que las entidades con más casos de secuestro en perjuicio de personas en movilidad son Chiapas, Nuevo León, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas, y que las personas más afectadas son nacionales de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Cuba.

A través del Informe Especial sobre la situación que guarda el tráfico y el secuestro en perjuicio de personas migrantes en México 2011-2020, la CNDH señaló que los últimos años, la Guardia Nacional, la Secretaría de Marina, el Ejército la secretaría de Seguridad Pública reportaron su participación de manera indirecta en 2,340 operativos relacionados con el tráfico de personas extranjeras en México, 16 con el secuestro y 1 vinculado con los dos ilícitos.

En este sentido, la CNDH pudo calcular que de las más de 70 mil personas migrantes han sido víctimas de tráfico y secuestro en México entre 2011 y 2020, tanto la Policía Federal, como la Guardia Nacional intervinieron aproximadamente en 1,535 operativos o eventos relacionados con el rescate de 48,396 personas migrantes vinculadas con la comisión de los ilícitos de tráfico y/o secuestro.

Además, también se encontró un incremento de más del 600% de los delitos de tráfico de personas de origen guatemalteco y hondureño, seguido de El Salvador, Cuba y Nicaragua como las principales nacionalidades. El género igualmente que prevalece es el masculino y se observa el mayor número en personas en edad productiva entre 18 y 30 años, aunque los niños, niñas y adolescentes ocupan el segundo lugar.

En cuanto a los operativos relacionados con el rescate de personas transportadas de manera ilegal en México, la Policía Federal, como la Guardia Nacional muestran un mayor incremento en sus acciones, con el año 2019 donde se registró el mayor incremento con 664 eventos y del 2011 al 2020 se incrementaron este tipo de actividades en un 621 por ciento.

La CNDH dijo haber identificado tres grandes problemas en la materia: El tráfico de personas migrantes tiene un alto grado de incidencia delictiva en México que no se atiende.

Además de que el tráfico de personas se aborda desde una perspectiva de control migratorio, omitiendo la dimensión delictiva del fenómeno y de otros más como el delito de secuestro, lo cual coloca a las personas en una situación de indefensión institucional, pues ni siquiera son consideradas como víctimas.

Así como que no existe un registro nacional de personas traficadas, ni de los delitos que se derivan de este ilícito, como el secuestro. Por consiguiente, la información proporcionada por las diferentes autoridades competentes no es homogénea, es parcial y limitada para conocer la dimensión de estos fenómenos.

Mientras que en los últimos años, este Organismo Nacional emitió una Recomendación Particular, cuatro Recomendaciones Generales y tres informes especiales, en temas de tráfico de personas, secuestro, desaparición y privación de la vida de personas migrantes, cuyo común denominador tiene que ver con violaciones a los derechos humanos que impiden a las víctimas su acceso a la justicia.

Por otra parte, en el periodo 2011-2020 la CNDH registró 164 quejas relacionadas con los temas de secuestro, desaparición y tráfico ilícito de personas migrantes, de ellas 100 (61%) fueron colectivas y 64 (39%) fueron individuales. El número total de personas directamente agraviadas fue de 1,584.

Sin embargo, se hace en algunos casos referencia a eventos masivos de secuestro o de tráfico ilícito de migrantes, sin que se tenga certeza del número total de personas agraviadas.

En el caso de personas en situación de riesgo (o vulnerabilidad) se pudo identificar en las quejas analizadas a 27 niñas, niños y adolescentes (NNA), una persona indígena, tres mujeres embarazadas y dos mujeres en periodo de lactancia.

Es de resaltar que en materia de secuestro, desaparición y tráfico ilícito de migrantes, de acuerdo con las quejas presentadas ante la CNDH, la ruta del Golfo de México sigue siendo la más mencionada por las personas migrantes víctimas o traficadas, esta ruta comprende las entidades de Chiapas (13%), Tabasco (12%), Oaxaca (7%), Veracruz (13%) y Tamaulipas (22%), estos 5 estados representan el 67% de las menciones de los delitos de secuestro, desaparición y tráfico ilícito de personas migrantes.

De ahí que he instruido a la Quinta Visitaduría General para que, a partir de 2022, todos los años se actualice dicho Informe Especial.