El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que tan sólo la operación de tráfico de 785 migrantes que fue descubierta en Veracruz por las autoridades este fin de semana implicaba un negocio de 69 millones de pesos, de los cuales, entre 10 y 15 millones son para el pago de “comisiones” en México.

El canciller subrayó que el grueso de ese dinero se paga fuera del territorio de México, en los países de origen o al llegar a Estados Unidos. “En México se pagan comisiones hasta donde entendemos, pero con las investigaciones a cargo de la Fiscalía General de la República podremos determinar exactamente quiénes están involucrados y cómo funcionan”, comentó.

En Palacio Nacional, acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard advirtió que se aplicará el principio de extinción de dominio en el caso de los vehículos que participen en el tráfico de personas.

El secretario de Relaciones Exteriores dijo que ya están en marcha cuatro acciones del plan para disminuir la migración. Indicó que desde este fin de semana, el Instituto Nacional de Migración ya cuenta con el personal suficiente para llevar a cabo el trabajo de poner a disposición de las autoridades a las personas que trafican.

Por su parte, el presidente López Obrador anunció que el jueves al medio día se reunirá en Tapachula, Chiapas, con el presidente de El Salvador, Nayib Armando Bukele, para abordar el compromiso que hizo México con Estados Unidos para reducir la migración desde Centroamérica.

Presentarán denuncias

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, informó que sentará ante la Fiscalía General de la República (FGR) una denuncia penal por el caso de los 785 migrantes rescatados en Veracruz, que eran trasladados en las cajas de ocho tráileres.

La denuncia se sumará al bloqueo de cuentas bancarias a 26 personas físicas y morales por su probable vinculación con el tráfico de personas migrantes y al “apoyo ilícito a caravanas”, las cuales también fueron presentadas ante la FGR.

Aparte, Olga Sánchez,  secretaria de Gobernación, reconoció que el gobierno federal avanza “por una coyuntura muy complicada y muy compleja” tras las amenazas de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, de imponer aranceles a todas las exportaciones mexicanas si México no cumple el compromiso asumido de frenar la migración.

En su alocución durante la reunión plenaria del grupo parlamentario de Morena, previa al segundo periodo de sesiones extraordinarias de la Cámara Alta, aclaró que la Guardia Nacional tiene atribuciones para apoyar en todo momento al Instituto Nacional de Migración (INM).

Además, justificó que sea el canciller Marcelo Ebrard y no ella quien encabece la estrategia instrumentada en materia migratoria.

“Temporalmente ha sido necesario que las acciones en materia migratoria queden a cargo de un grupo intersecretarial, coordinado, por instrucciones presidenciales, por el secretario de Relaciones Exteriores”.(Con información de Notimex)