El Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) no es el representante de la sociedad en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas destinadas a atacar ese fenómeno, pero sí es el canal para que su voz se escuche en todos esos procesos, aseveró Jacqueline Peschard, quien se perfila para presidir esa instancia.

La semana pasada quedó integrado ese Comité por Mariclaire Acosta Urquidi, Alfonso Hernández Valdez, José Octavio López Presa, Luis Manuel Pérez de Acha y Jacqueline Peschard Mariscal, que será la presidenta.

Se trata del órgano rector del SNA y entre sus facultades está proponer políticas públicas para atajar y castigar hechos de corrupción, así como de vigilar la óptima implementación del sistema.

Peschard presidirá también el Comité Coordinador, instancia que tiene como función vincular al sistema como organizaciones académicas y de la sociedad civil.

En entrevista dijo que su propósito es que en este periodo inicial del Sistema se integren los estatutos, organización interna, la Secretaría Ejecutiva, mientras el Congreso termine de hacer los nombramientos que hacen falta como el fiscal anticorrupción, además de que concluya la homologación del andamiaje jurídico en el interior del país.

NOTICIA: Prioritario, fiscal anticorrupción

¿Cuál es su impresión del proceso de integración del Comité de Participación Ciudadana del SNA?

Fue un proceso, digamos, que se lo apropió la sociedad civil desde la reforma constitucional que dio origen al Sistema Nacional Anticorrupción y lo que representa para su servidora es que es una oportunidad de demostrarle a la sociedad que la participación de la sociedad civil dentro de una estructura gubernamental como es el SNA va rendir buenas cuentas en la medida de que va a hacer los procesos más transparentes, va a asegurar que cada una de las autoridades con sus distintas funciones cumplan de manera adecuada, que se hagan políticas públicas para perseguir la corrupción y para prevenirla y también para que se hagan mecanismo para medirla adecuadamente, para saber cuáles son sus dimensiones.

Entonces es un proceso que la sociedad civil prácticamente lo diseñó para abrir el espacio a la activación de la sociedad.

¿Cómo debe de entenderse la función que tiene el Comité dentro de la estructura que representa todo el Sistema?

Se debe de entender como el canal. El Comité de Participación Ciudadana es el canal para que la sociedad civil se oiga.

Nosotros no somos sus representantes porque la sociedad civil no nos eligió, pero sí estamos obligados a hacer un canal permanente para que la sociedad civil se exprese realizando diversas denuncias, propuestas de políticas públicas; para atajar la corrupción; propuestas para hacer indicadores para medir la corrupción.

Nosotros estamos ahí para abrir la puerta a la sociedad civil y esto se va a lograr gracias a que el diseño del Sistema Nacional Anticorrupción contempla que el Comité Coordinador y todo el Sistema está encabezado por quien preside el Comité de Participación Ciudadana, o sea yo voy a presidir el Comité de Coordinador de todo el Sistema y está conformado por las seis autoridades que usted sabe: la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública, el INAI, el fiscal anticorrupción, el representante del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa. O sea, todas estas autoridades yo las voy a encabezar como miembro del Comité de Participación Ciudadana y, además, nosotros tenemos la facultad para iniciar, proponer, políticas públicas para combatir la corrupción para hacer que las formas en que actúan las distintas dependencias gubernamentales mejoren, para que haya un mayor control sobre los recursos públicos, para eliminar las resistencias y practicas añejas.

Está integrado el Comité de Participación Ciudadana. No es un consejo consultivo que está ahí dando opiniones. No, nosotros tenemos una incidencia directa porque está estructuralmente incorporado al Sistema Nacional Anticorrupción.

Nosotros no vamos a hacer las tareas de la Secretaría de la Función Pública ni de la Auditoría Superior de la Federación; nosotros lo que vamos a hacer es asegurarnos de que ellos hagan lo que tiene que hacer y si no lo hacen haremos exhortos, recomendaciones, todo lo que podamos hacer público para que entonces se cumpla.

NOTICIA: Comité del SNA hará mapa de actos de corrupción

¿Cuál debe de ser el papel de las organizaciones que han empujado, que han colaborado es este esfuerzo, particularmente las que tienen entre sus causas el combate a la corrupción?

Pues seguir muy de cerca todo el proceso, a lo que se han comprometido. La Red por la Rendición de Cuentas, el IMCO, Transparencia Mexicana, todas las organizaciones, Mexicanos en Contra de la Corrupción, por supuesto, esas organizaciones que están comprometidas no solamente a haber hecho la reforma constitucional y todas las siete leyes que se han aprobado y todas las que faltan, sino que además están comprometidas a estarnos sugiriendo cosas, a apoyarnos con todas las técnicas de lo que ellos conocen muy bien en materia de persecución y de prevención de la corrupción.

La corrupción no se presenta como un servidor público que roba dinero; hay redes de actos de corrupción y cada vez es más sofisticados, es más difícil de agarrar y de atajar y ellas están comprometidas a eso y nosotros estamos obligados a darles un cause permanente con esta estructura que nosotros ya tenemos garantizada como Comité de Participación Ciudadana.

¿Es necesario que el Comité trabaje para construir legitimidad o basta con la forma con la que fue integrado?

El primer paso fue que fuera transparente la elección de los que integramos el Comité de Participación Ciudadana pero eso obviamente es lo mínimo para que la sociedad no nos siga viendo con tanta desconfianza y escepticismo y que en este país podemos hacer algo para combatir la corrupción. Nosotros tenemos que hacer todo lo que nos corresponde empezando por armar lo que se llama el Secretariado Ejecutivo del Sistema. Eso es lo único que no existe y que es la parte de apoyo técnico para el Sistema y eso nosotros lo vamos a tener que diseñar y todo lo que se necesita.

Esas van a ser nuestras primeras tareas y yo estoy convencida que si nosotros seguimos las reglas de transparentar, todo lo que vayamos decidiendo, va a ser nuestro mejor aliado para ver si convencemos a la ciudadanía de que se puede hacer algo.

Así como nosotros transparentamos, nosotros vamos ir impulsando que se transparente todo lo que hacen los demás.

De entrada nosotros tenemos la facultad de ver toda la información que están generando las distintas entidades que forman parte del Sistema de las que hablamos.

Una cosa muy importante es que nosotros tenemos que conectar el Sistema nacional con los sistemas locales porque en los estados y municipios es donde se ha identificado la corrupción que es no solamente más recurrente y cotidiana, sino, pues que hay menos vigilancia, menos organizaciones civiles.

¿Cuáles son las metas que se ha planteado al frente del Comité?

Éste es un periodo inicial. Nosotros tenemos que hacer estatutos, organización interna, la Secretaría Ejecutiva, con todo el aparato que ya existe del Sistema Nacional Anticorrupción, las autoridades que ya existen y que tiene competencias para controlar el adecuado uso de los dineros públicos.

A lo que aspiro es que se complete este viaje y a que también los legisladores acaben de hacer los nombramientos que no han acabado de hacer y que también lo hagan de manera transparente y que entonces, digamos, hacia a mediados de este año, nosotros ya podamos tener todo el Sistema operando para que se reciban denuncias y para que el Tribunal de Justicia Administrativa pueda recibir quejas, pueda hacer la investigación, es decir, para que ya empiecen a operar las cosas que provee el modelo de este Sistema con participación de la sociedad.

NOTICIA: Ofrecen cooperar con Comité del SNA

¿Cómo debe verse este Sistema Nacional Anticorrupción en relación con el Sistema Nacional de Transparencia?

Todo está vinculado y, bueno, el de transparencia está en proceso y pues ya tiene casi dos años y sigue todavía en construcción, el hecho de que dentro del Sistema Nacional Anticorrupción esté presente de manera clara el Instituto Nacional de Acceso a la Información y a través de su presidente bueno pues habla de la conexión que existe y pues obviamente no puede haber rendición de cuentas si no hay cuentas claras y control sobre el ejercicio de las cuentas y eso afecta tanto a los órganos internos de control en el ámbito interno de las dependencias, como las auditorías y todo el sistema al que estamos ligados, al Sistema de Fiscalización que propiamente verifica los recursos que usan y para lo que deben de estar destinados y no para los bolsillos de alguien.

Jacqueline Peschard Mariscal

  • Es licenciada en Sociología y maestra en Ciencias Políticas por la UNAM y doctora en Ciencias Sociales por El Colegio de Michoacán.

Se ha desempeñado como:

  • Consejera electoral del Consejo General del IFE
  • Investigadora visitante del Centro Woodrow Wilson de Washington DC.
  • Comisionada del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública.
  • Profesora-investigadora de El Colegio de México, el CIDE y la UNAM.

diego.badillo@eleconomista.mx