Con el fin de garantizar unas elecciones incluyentes durante la jornada del próximo domingo 1 de julio, el Instituto Nacional Electoral (INE) colocará rampas fijas y móviles en las diferentes casillas e instalaciones electorales, a fin de facilitar el acceso de las personas con alguna discapacidad.

Dania Paola Ravel Cuevas, consejera electoral y presidenta de la Comisión temporal para el fortalecimiento de la igualdad de género y no discriminación en la participación política en el marco del Proceso Electoral 2017-2018, informó que el INE ha tomado varias medidas para lograr que esta jornada democrática sea totalmente incluyente.

A traves de su cuenta en Twitter @DaniaRavel, la consejera Ravel Cuevas señaló: “#EleccionesIncluyentes El @INEMexico ha tomado varias medidas para asegurar que las personas con discapacidad puedan participar en estas #Elecciones2018 Conoce algunos datos”, mensaje que acompañó con una infografía de las nuevas rampas que se colocarán en la casillas.

 

El INE detalló que las elecciones incluyentes prevén que para facilitar el acceso a las casillas e instalaciones del instituto a nivel nacional para este sector de la población, se pueden colocar rampas sencillas o realizar adecuaciones a la infraestructura, por lo que se planea instalar 1,661 rampas fijas, así como 1,899 rampas móviles en diversos inmuebles.

Para tal fin, el INE aprobó el Protocolo para la Inclusión de Personas con Discapacidad, como son funcionarios de mesas directivas de casillas y votantes, ya que a la fecha se conoce que el instituto tiene acreditados para esta jornada electoral, a 1,356 funcionarios y funcionarias con alguna discapacidad, en especial del tipo motriz.

Las autoridades también garantizarán la aplicación de los criterios de accesibilidad para colocar las casillas, como son: sitios accesibles y seguros para todos, escuelas y oficinas públicas accesibles, y fáciles de identificar y localizar, con espacios amplios y servicios básicos indispensables.

En cuestión de movilidad, los sitios deben estar sin obstáculos naturales o muebles en los accesos para facilitar el desplazamiento, y en los alrededores deben existir espacios abiertos.

También se capacitó a los funcionarios de casillas para apoyar a los votantes con diferentes tipos de atención preferencial, como es el caso de personas con discapacidad, embarazadas, personas con niños de brazos y adultos mayores, quienes podrán votar sin hacer fila.

En el caso de electores débiles visuales, pueden ir acompañados de un familiar o persona de su confianza, o pedir ayuda a los funcionarios de casilla para sufragar.