La Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) realizó una radiografía de los cárteles mexicanos con influencia en ese país, y destacó que pese a la cadena perpetua que enfrenta Joaquín “El Chapo” Guzmán, el Cártel de Sinaloa sigue siendo una organización poderosa, lo mismo que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En su Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2020, la agencia antidrogas estadounidense dijo que el Cártel de Sinaloa es uno de los más antiguos y más establecidos en México.

“El Cartel de Sinaloa tiene presencia significativa en 15 de los 32 estados mexicanos; controla la actividad del narcotráfico en varias regiones de México, particularmente a lo largo de la costa del Pacífico en el noroeste de México y cerca de las fronteras norte y sur de México”, señaló.

Indicó que el Cártel de Sinaloa mantiene una huella internacional más amplia en comparación a otras organizaciones mexicanas, pues tiene ventajas añadidas sobre sus rivales.

“El Cartel de Sinaloa exporta y distribuye, al por mayor, cantidades de fentanilo, heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana en los Estados Unidos a través de sus centros de distribución en varias ciudades. Estas drogas ilícitas se introducen principalmente de contrabando en los Estados Unidos a través de puntos de cruce.

“El cartel emplea guardianes asignados y controla el área de Arizona y California pasillos de contrabando hacia los Estados Unidos. Es muy probable que sea el Cartel de Sinaloa (el que más fentanilo cruza a EU) debido a su capacidad demostrada para procesar el fentanilo clandestino en laboratorios en México”, refirió.

El Cartel de Sinaloa mantiene la más amplia influencia nacional, con sus posiciones más dominantes a lo largo de la costa oeste, en el medio oeste y en el noreste. El CJNG sigue siendo el cartel mexicano con el segundo más extendido influencia doméstica”, destacó.

 

Presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)

El estudio de la DEA mencionó que el Cártel Jalisco Nueva Generación, bajo el mando de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, es una de las organizaciones de más rápido crecimiento, y en conjunto con el Cártel de Sinaloa son los más dominantes en México.

“CJNG tiene una presencia significativa en 23 de los 32 estados mexicanos; la mayor parte de su crecimiento y territorio está en el centro de México y ubicaciones estratégicas en la frontera entre los Estados Unidos y México. El CJNG contrabandea drogas ilícitas en Estados Unidos a través del tráfico en corredores del norte de México, incluyendo Tijuana, Juárez y Nuevo Laredo.

“El CJNG también influye en los más concurridos puertos en México: el Puerto de Manzanillo, y utiliza esa influencia para la distribución de grandes cantidades de drogas. La rápida expansión del CJNG de sus actividades de narcotráfico se caracteriza por la fuerza del grupo de participar en enfrentamientos violentos con el gobierno mexicano, fuerzas de seguridad y cárteles rivales. Como la mayoría de las principales organizaciones mexicanas, el CJNG es un multi traficante de drogas, fabricando y distribuyendo grandes cantidades de fentanilo, heroína, metanfetamina y cocaína”, refirió.

Organización Beltrán-Leyva

 

La DEA describió a la Organización Beltrán-Leyva como un grupo poderoso a pesar de las muertes o arrestos de varios de sus líderes en los últimos años, principalmente el abatimiento en 2009 de su máximo líder, Arturo Beltrán Leyva.

“Continúa funcionando en todo México de una manera menos estructurada históricamente. Confía en sus alianzas con cárteles más grandes para acceder a pasillos de contrabando de drogas a lo largo de la frontera. Los miembros del cártel trafican principalmente con heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana”, mencionó.

Los Zetas y Cártel del Noreste

 

El estudio de la agencia antidrogas de EU refirió que los grupos criminales de Los Zetas y su facción el Cartel del Noreste, tienen presencia en Coahuila, Nuevo León y partes de Tamaulipas, desde donde trafican sustancias ilegales a Laredo Águila Pass, en Texas.

“La estructura de liderazgo se ha visto debilitada por conflictos internos; sin embargo, el cártel todavía está operativo y puede controlar el flujo de drogas en sus territorios”, advirtió.

Guerreros Unidos

 

Respecto al grupo criminal Guerreros Unidos, la DEA lo identificó como un cartel con sede en Guerrero con un “alto grado de violencia” y con una alianza con el CJNG. Recordó que es un desprendimiento de los Beltrán Leyva, que se ha involucrado cada vez más en el comercio de heroína.

“El cártel tiene una asociación de trabajo con el CJNG y usa el mismo transporte redes para trasladar los cargamentos de drogas a Estados Unidos y devolver el producto de la droga (dinero) a México”, mencionó.

Cartel del Golfo

 

Con relación al Cartel del Golfo, destacó que mantiene su base de poder en partes en Tamaulipas y Zacatecas, incluso con alianzas con el CJNG. “Los del Cartel del Golfo concentran sus actividades de narcotráfico de heroína y cocaína mediante el transporte de cargas en Estados Unidos cerca de McAllen y Brownsville, Texas”, refirió.

Cartel de Juárez y La Línea

 

La DEA apuntó que el Cártel de Juárez y su fracción conocida como “La Línea” son grupos que alguna vez fueron poderosos, pero continúan traficando a Estados Unidos.

“La influencia territorial está en el estado de Chihuahua. Esta zona tiene rentables oportunidades de contrabando entre Ciudad Juárez y El Paso, Texas. Estos narcotraficantes apuntan este corredor para contrabandear cargamentos de heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana”, aseveró.

La Familia Michoacana

 

Respecto a “La Familia Michoacana” con presencia en Michoacán y Estado de México, la DEA mencionó que es un grupo de alta capacidad operativa que no obstante se ha degradado recientemente.

“Tiene algunos vínculos con el CJNG y también trabaja con otros grupos más pequeños para promover las actividades de tráfico de drogas del cartel”, destacó.

Los Rojos

 

Finalmente, acerca de la organización delictiva “Los Rojos”, cuyo líder máximo Santiago Mazari “El Carrete” fue detenido en 2019, es un grupo disidente de los Beltrán Leyva, similar a Guerreros Unidos, que está generando violencia en Guerrero y Morelos.

“Los Rojos están involucrados en tráfico de heroína. El liderazgo del grupo está roto debido a los frecuentes arrestos de miembros”, señaló la DEA.

jorge.monroy@eleconomista.mx