El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confirmó que agentes del FBI ingresaron a México a través de la garita de Agua Prieta, Sonora, desde donde se dirigieron a Bavispe, para coadyuvar con la Fiscalía General de la República (FGR) en la investigación por los hechos del pasado 4 de noviembre, cuando un grupo de la delincuencia atacó a un convoy de la familia LeBarón y dio muerte a 9 de ellos, tres mujeres y seis menores de edad.

A través de redes sociales se difundieron fotografías y videos donde se observa a camionetas blindadas que transportaban agentes estadounidenses, ya del lado mexicano, y escoltadas por elementos de la Policía Federal.

El secretario Marcelo Ebrard explicó que hay un convenio de la Fiscalía General de la República con el FBI desde 1994, así como un tratado entre México y Estados Unidos para asistencia jurídica mutua. Expuso que México invocó ese tratado en el caso de El Paso, Texas, en el que mexicanos murieron a manos de un tirador.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, Ebrard mencionó que con base en el convenio y el tratado, México invitó a participar al FBI en las investigaciones.

“El Gobierno de México por decisión propia invita al gobierno de Estados Unidos a acompañar la investigación (del caso LeBarón). Esa es una diferencia respecto a los casos anteriores en los que se ha aplicado el convenio, porque en los casos anteriores han sido solicitudes del gobierno de Estados Unidos.

“Aquí fue al revés ¿por qué? Dos razones: Son ciudadanos binacionales (las 9 personas asesinadas el 4 de octubre), es el primer caso que nos ocurre, ciudadanos binacionales, no sólo por su ciudadanía, sino porque viven en México, viajan a Estados Unidos, transitan todo el tiempo, es una comunidad binacional. Entonces, por esa razón.

“Segunda, porque a México le interesa mucho saber todo el tema de armas en torno a este tema, la investigación de las armas, los casquillos, los calibres, tipos de armas, dónde se fabrican, cómo está de un lado y de otro.

“Y entonces es en propio interés que el FBI pueda estar participando, porque ha sido una reivindicación que México ha planteado insistentemente el tema de las armas, es una buena ocasión para hacerlo, para saber cómo funciona y tomar medidas. El Gobierno de México toma la decisión de invitarlos para que acompañen la investigación”, planteó.

Marcelo Ebrard recordó que el gobierno estadounidense aceptó colaborar con el gobierno mexicano, pero los agentes del FBI “no pueden estar armados, no pueden hacer gestiones propias que la fiscalía no les autorice, el Ministerio Público. De manera que todo lo que se esté haciendo es un trabajo que está autorizado y bajo control de la Fiscalía General de la República.

“¿Qué tiempo va a durar? Pues suponemos que no mucho, pero tampoco te lo puedo determinar, lo va a determinar la fiscalía. ¿Cuántos elementos del FBI pueden entrar un día y otro día no? Lo determina la fiscalía. Son peritos los que están trabajando ahorita en balística, pues sí, seguramente; hay peritos en otras disciplinas, seguramente. Todo eso operativamente lo está atendiendo, resolviendo y el control lo tiene —porque así lo manda la ley— la Fiscalía General de la República. Eso es”, comentó el titular de la SRE.

[email protected]