Washington.- La administración del presidente Barack Obama envió señales al Congreso sobre la importancia de dar respaldo de 'largo plazo' a México a través de la Iniciativa Mérida, incluso después de las elecciones presidenciales mexicanas de 2012.

En un 'Reporte al Congreso sobre México y el (periodo) post-Mérida', el Departamento de Estado destacó el compromiso de Estados Unidos de trabajar con México para que la asistencia en seguridad apoye las prioridades del desarrollo económico, en especial en las comunidades más vulnerables.

'Entre los involucramientos más allá de Mérida se incluye:

Extender la asistencia más allá de 2012, lo que envía señales del apoyo estadunidense de largo plazo a las reformas de seguridad después de las elecciones del 2012', apuntó el documento.

La petición presupuestal del año fiscal 2011 del Departamento de Estado, presentado por la secretaria Hillary Clinton, contempla 292 millones de dólares para México.

'Saludamos la visión de largo plazo que refleja el documento para mantener la estrecha cooperación bilateral', dijo a Notimex una fuente oficial mexicana.

El documento fue entregado a comités relevantes del Congreso que tienen a su cargo el proceso de monitoreo de la entrega de la asistencia a México, confirmó por separado una fuente del Departamento de Estado.

El Congreso aprobó hasta el momento 1,351 millones de dólares para México bajo la Iniciativa Mérida, pero el Departamento de Estado deja en claro que unos 420 millones fueron usados para entrenamiento, equipo y asistencia técnica, y 55 millones a través de fondos contra el tráfico de drogas.

Aún está pendiente de aprobación final la iniciativa de ley de gastos militares suplementarios por 58,000 millones de dólares, que incluye financiamiento por 175 millones de dólares para México.

Entre los componentes de la versión del Senado figuran 175 millones de dólares para apoyar la reforma judicial, esfuerzos anti-corrupción y actividades a favor del estado de derecho en México, sujetos a consultas con los Comités de Gastos del Congreso.

El Departamento de Estado dejó en claro en el documento que las próximas etapas de la Iniciativa Mérida continuarán 'el giro del énfasis programático de Mérida hacia entrenamiento, asistencia técnica y reformas institucionales'.

También señaló que continuará el apoyo bajo la Iniciativa Mérida para gobiernos municipales y renovados esfuerzos de Estados Unidos que sean complementarios con las acciones contra tráfico de drogas, trasiego de dinero en efectivo y redes de distribución en territorio estadunidense.

apr