Con una fractura por la renuncia de uno de sus integrantes y presión por parte del PAN y PRD para que no excluya al PRI por rebase en el tope de gastos de campaña, los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) abordarán el miércoles el proyecto de fiscalización a las campañas presidenciales, en particular las de Andrés Manuel López Obrador, a cuya campaña se pretende multar por más de 129 millones de pesos.

Los consejeros del IFE discutirán el proyecto de su Unidad de Fiscalización en medio de dos escenarios: el llamado de exconsejeros, académicos y actores políticos para que ese Instituto resuelva con equidad las multas a los partidos políticos y por la renuncia del consejero Sergio García Ramírez, quien hace dos semanas fue criticado por su voto en favor de dejar sin sanción al PRI por el caso Monex. El consejero Sergio García Ramírez anunció este fin de semana que notificará a la Cámara de Diputados su renuncia al cargo, para que esa instancia legislativa inicie a la brevedad el proceso de nombramiento de un nuevo consejero.

Mi estado de salud es, afortunadamente, bueno y espero que lo siga siendo , dijo García, al negar que su salida del IFE sea por cuestiones de salud o por haber aceptado una amistad con Gabino Fraga Peña, hijo de Gabino Fraga Mouret, cuyo despacho de abogados (GAP) denunció el Movimiento Progresista por recibir facturas por parte de la empresa Monex, empresa a la que el PRI adquirió -vía una triangulación- tarjetas de beneficios para repartir durante la pasada campaña presidencial.

El consejero García informó que asistirá el miércoles a la discusión y aprobación del proyecto que elaboró la Unidad de Fiscalización del IFE en la que se proponen multas a las cuatro campañas presidenciales, de las cuales se absuelve a la coalición Compromiso por México (PVEM) de rebase en el tope de gastos de campaña y multa con más de 129 millones de pesos al Movimiento Progresista (PRD, PT y MC) por un rebase de más de 66 millones de pesos.

El IFE llegará también a su discusión del miércoles con la presión del PAN y PRD para que sancione al PRI por excesivo gasto en la pasada elección presidencial para promocionar la imagen del hoy presidente Enrique Peña Nieto.

El representante del PAN ante el IFE, Rogelio Carbajal, criticó el modelo de fiscalización del Instituto, pues consideró que sanciona a un partido por causas que absuelve en otro, con relación al rebase de gastos de campaña, en el que dijo estar seguro que incurrió la campaña del PRI-PVEM.

Estoy convencido de que criterios adoptados son regresivos y que no dejan bien parada a la autoridad de Fiscalización que tiene este Instituto Federal Electoral , agregó.

Se espera que el miércoles acudan nuevamente legisladores y líderes del PRD previo a la sesión del Consejo General, a efecto de evitar que se multe a la coalición Movimiento Progresista con más de 129 millones de pesos.

Según la Unidad de Fiscalización, la campaña de la coalición Compromiso por México (PRI-PVEM), que postuló al hoy presidente Enrique Peña Nieto, sólo gastó 327 millones 815,461 pesos, es decir, 8 millones 296,623 pesos menos del tope. Asimismo, argumentó que la campaña de la coalición Movimiento Progresista, conformada por PRD, PT y MC, tuvo gastos por 398 millones 878,726 pesos, lo que significó un rebase por 62 millones 766,642 pesos, por lo que se propondrá mañana a los consejeros sancionar a esos partidos de izquierda con 129 millones 829,948 pesos.

[email protected]